Compartir

Si al minuto 5 coinciden sobre la Grieta un Nocturne a nivel 6 y un Maokai a nivel 1 con cero súbditos en su marcador personal, algo raro está ocurriendo en la partida. No estamos hablando de una SoloQ cualquiera, ni de una desconexión inesperada, sino de un partido de los Worlds 2017 entre Fnatic y GIGABYTE Marines.

El conjunto vietnamita de la GPL ya dejó atónito a más de uno durante el MSI de Brasil. Debido a esto, se preveía que su capacidad sorpresiva se había perdido tras este torneo. Nada más lejos de la realidad, los marines derrotaron a Fnatic en menos de 25 minutos en una de las partidas más atípicas (y divertidas) de la historia del League of Legends competitivo.

Los espectadores despertaron su interés por el partido desde la elección de Nocturne por parte de Levi y la Lulu de Nevan sin Destello (Curar/Prender). Pero lo realmente sorprendente iba a ocurrir sobre la Grieta. Toda estrategia tiene una lógica detrás y, aunque la de Marines parecía no tener ningún tipo de sentido, resultó realmente efectiva contra el equipo europeo.

Desde el primer minuto, GAM envió a su botlane hacia el carril superior. Allí, sOAZ fue completamente denegado por la pareja vietnamita. El francés no fue capaz de farmear ni un súbdito en los primeros cinco minutos. Ni siquiera podía permanecer bajo su torre (cayó con suma facilidad gracias al Prender de Nevan). Mientras tanto, Archie ayudó a Levi con varios campamentos para que el jungla alcanzase el nivel 6, fundamental con Nocturne, lo antes posible.

¿Cómo respondió Fnatic ante este caos? Con un agresivo dive sobre la torreta inferior. Mediante una ejecución bastante dudosa, solo consiguieron la Primera Sangre. A GAM esto no le importó en absoluto, pues tanto Noway como Nevan se encontraban plácidamente en el carril superior farmeando y dañando la torre. Al mismo tiempo (minuto 5) llegó el nivel 6 de Nocturne. Levi era el único jugador sobre la Grieta con su definitiva disponible, y sembró el pánico sobre Fnatic.

Los europeos combatieron el fuego con fuego, pero, lógicamente, sus condiciones para hacerlo eran mucho peores: un toplaner a nivel 1 que apenas aportaba nada, un Jesiz súmamente débil y unos Rekkles y Caps sin daño alguno en su build. Una vez Noway se incorporó a su equipo tras derribar la primera torreta, Marines incrementó su ventaja.

Fnatic se dejó llevar por la locura vietnamita para tratar de castigar la diferencia mecánica entre equipos, pero esto no surtió efecto realmente. Los europeos jugaban bajo unas condiciones tan impuestas como desconocidas. Los Marines, por contrapartida, jugaban a otro juego bien distinto. sOAZ, el miembro emocionalmente más frágil de Fnatic, fue, curiosamente, el jugador más castigado por los Marines. Broxah y Caps realizaron jugadas tan efectivas como desastrosas, cometiendo errores impropios fruto de la escasa concentración que su juventud les permitía mantener bajo tales circunstancias.

Todas las cazadas que Rekkles y compañía lograron durante la partida fueron rápidamente contestadas por GIGABYTE Marines. Los vietnamitas convertían los problemas en soluciones. Unas soluciones que acabaron con Fnatic en menos de 25 minutos. Noway, intratable.

Con esta derrota, Fnatic se complica bastante su grupo en los Worlds 2017. Por su parte, GIGABYTE Marines vuelve a conquistar al público con su visionario estilo de juego. Queda por ver si serán capaces de sorprender a sus rivales en los próximos partidos. Por el momento, Levi declaró que jugaron de forma segura, sin enseñar todas sus cartas todavía.

No hay comentarios

Dejar una respuesta