Compartir

La corona mundial parece estar muy lejos de occidente en cuanto a League of Legends se refiere, pero en el eterno duelo entre Europa y Norteamérica el desempate por el cuarto puesto en el MSI ha vuelto a repetir la superioridad de los jugadores del viejo continente, Fnatic se ha mostrado infinitamente superior a Team Liquid.

A pesar de una jornada muy floja con derrotas ante Kingzone DragonX y sobre todo EVOS Esports, los europeos llegaban al final del día sin tener el control sobre su clasificación, pero la derrota de Team Liquid ante RNG forzó un desempate épico en el que se dilucidó el último billete a París.

Con una composición para destrozar el early en casi todas las líneas, Rekkles ha aprovechado el Xayah-Rakan a la perfección así como el roameo constante de Caps (Taliyah), que ha sido el mejor otro día más. Con sus movimientos en el mapa ha ayudado a Bwipo y a su botlane, pero es que también sacaba ventaja de minions a Pobelter…por no hablar del destrozo posterior.

En la locura constante Fnatic midió a la perfección el control de oleadas y la fedeada de Caps hizo el resto en una partida totalmente opuesta a todo lo demostrado hasta ahora en el torneo, forzando un segundo Nashor muy fácil con el que Rekkles cerró la partida después de una quadrakill merecida.

Team Liquid no pudo más que aguantar y sumarse a la locura para sacar algunos kills e intentar potenciarse de cara al late, porque con Vladimir y Kog’Maw tenían muchas opciones de ganar con el paso de los minutos, pero apenas aparecieron por la Grieta más que para despedirse de la cita internacional.

Fnatic se enfrentará ahora a Royal Never Give Up en París en un mejor de cinco más que complicado para los europeos, sobre todo por el espectacular nivel mostrado por los chinos en este último día, donde han demostrado estar por encima de todos sus rivales gracias, sobre todo, a Uzi.

No hay comentarios

Dejar una respuesta