Compartir

El League of Legends tiene momentos que hacen afición y que convierte a este juego en una auténtica montaña rusa de emociones que hacen las delicias tanto del espectador habitual como del que se acaba de sentar por primera vez a ver una partida. Ese momento nos lo han regalado G2 y Splyce en una serie que podría ganar cualquiera pero que finalmente se terminó llevando el equipo de Ocelote.

La eliminatoria empezó siendo una sorpresa por parte del equipo de la serpiente jugando una Camile top que funcionó a las mil maravillas para dejar fuera de la partida a Zven. El conjunto de G2 se limitó a hacer lo que mejor sabía, esperar a los errores del equipo rival y a que su ADC tuviera los ítems necesarios para eliminar a cualquiera de los adversarios. Sin embargo, el conjunto de Splyce supo aprovechar su composición de la mejor manera posible y lograr de esta forma poner el 1-0 en el marcador.

Pero G2 no había perdido una serie hasta ese momento y no iba a ser ahora. El conjunto español saco a relucir todo su potencial controlando en todo momento el mapa y a los jugadores Splyce para hacer el snowball necesario para ganar. En la segunda partida fue Perkz el que no encontró rival  manejando  a Le Blanc de una forma espectacular y en la tercera Zven volvió a ponerse el equipo a las espaldas para darle la vuelta a la eliminatoria y poner el 2-1 en el marcador.

Ahora bien, Splyce no había llegado tan lejos para dejarse ir, para no pelear hasta el último momento y eso fue lo que hicieron. Nuevamente la clave estuvo en el protagonismo de la calle central. Oriana es un campeón que con farmeo y kills es prácticamente imparable y así lo demostró Sencux en esta partida para llevar a su equipo ante un espectacular y emocionante quinto partido.

Con el 2-2 en el casillero no había nada decidido, era como empezar de nuevo para los dos equipos y ya no había opción al fallo, simplemente era ganar o perder, todo o nada. Los nervios se notaron desde el primero momento y la primera kill no llegó hasta casi el minuto 20. Pero una vez que la partida se comenzó a volver loca, el encuentro empezó a tomar un tinte épico que no se quitaría hasta el final.

Los dos junglas fueron claros protagonistas por sus errores. Primero Trick estaba completamente desaparecido e incluso le cortaron la invocación del Heraldo. Por su parte, Trashy realizó una malísima jugada en el Barón que le regaló completamente el bufo a G2. En ese momento todo pintaba de cara para que los ninjas se metieran en semifinales. Sin embargo, un par de buenas peleas colocaron a Splyce con la miel en los labios para hacerse con la victoria.

Con el minuto 50 ya cumplido y todos los campeones full ítem el partido se iba a decidir en el Nashor. Splyce dominó la zona pero salió de ella demasiado pronto y permitió a G2 hacerse el Barón completamente y ganar la posición para pelear y eliminar a todo el equipo gracias a un gran Mithy.

En definitiva, un partido para la historia donde G2 estuvo a punto de perder una eliminatoria por primera vez  y donde Splyce demostró que tienen una calidad espectacular y que se ganaron el cariño de todo el público por esta enorme eliminatoria.

No hay comentarios

Dejar una respuesta