Compartir

Todos los focos en el inicio de la última jornada de la Superliga Orange estaban puestos en el G2 Vodafone contra KIYF eSports, un duelo fundamental en el que ambos han dejado escapar la victoria y el billete directo a Gamergy, aunque han dejado un auténtico espectáculo en la Grieta, fiesta absoluta.

La que terminó siendo la serie más larga de la temporada regular fue un auténtico caos de principio a fin, un sinfín de throws y kills en el late que finalizó en un empate innecesario para ambos, que se quedan fuera de Gamergy al estar por debajo en un posible desempate.

En el primer mapa KIYF cometió el throw más claro de toda la temporada, tirar una partida en el late después de haber conseguido cuatro bufos de Nashor, aunque gran parte de culpa la tuvo Nixerino y su Miss Fortune, que destrozó las peleas grupales en el cierre después de un partido inestable siempre dominado por los ninjas. El dato, las estadísticas de Nixerino: 10/1/7.

Los papeles se invirtieron en el segundo encuentro y G2 Vodafone tomó las riendas del early con un macro más depurado. Four dominó el inicio con Xhin Zao y la cadena ultimates de los samuráis era muy potente para forzar cazadas, siempre con iniciación de Maokai y ultimates de Malzahar y Varus.

Pero los nervios y las malas decisiones de G2V en una situación tan delicada cuando lo tenían a favor, provocó que KIYF sacara tajada defendiendo su propia base y ante la indecisión del quinteto rojo, los ninjas se sacaron un ACE de la manga y cerraron la partida en el 48.

A expensas de lo que suceda en posibles desempates, el Movistar Riders-ASUS ROG Army no cambiará nada y serán estos dos equipos los que estén directamente en Gamergy, aunque todavía deben certificar en qué posición.

Los gigantes sobrepasan a los pingüinos

Las opciones de The G-LAB Penguins para estar en Gamergy se complicaban más aún teniendo en cuenta el rival que tenían delante y es que Giants Gaming es demasiado equipo casi para cualquier rival en España, más aún si como en este caso, comienzan a utilizar a Ruin en la calle superior como sucedió en el segundo mapa.

Pero el protagonista fue otro y estaba en la jungla. Justo después de anunciar que dejará el club al finalizar Gamergy durante la semana, Gilius demostró que está hecho de otra pasta y destrozó la partida con Vi, sí, con Vi, marcándose una partida desproporcionada, siempre omnipresente en el mapa (en 20 kills de las 24 de su equipo). Todo se resume a que antes de aparecer el Nashor los gigantes ya rozaban inhibidor.

Los pingüinos pelearon, pero es que el quinteto azulón está muy por encima y Gilius está a otro nivel, por momentos parece que juega a otro videojuego o que entiende secretos que los demás obvian.

El freestyle y la fiesta de Giants se repitió en el segundo mapa, donde el alemán repitió stomp pero con Nidalee, con siete kills en 10 minutos para acabar 17/5/12, aunque el daño de Minitroupax fue determinante con Draven, cerrando la fiesta con un ACE muy limpio para llevarse los tres puntos y finalizar una temporada regular casi perfecta, donde Giants solo dejó escapar un mapa ante G2 Vodafone.

La jornada continúa el martes con el ASUS-Riders como choque fundamental para conocer el desenlace de la SLO en Gamergy, sobre todo porque será más que interesante saber quién evita a Giants Gaming en las semifinales de la fase final.

No hay comentarios

Dejar una respuesta