Compartir

Llegaban ambos equipos de arrasar en sus correspondientes eliminatorias, siendo además los mejores de la temporada regular. Sin embargo, la condición de Giants Only the Brave de equipo LCS le hacía favorito para la final entre los dos mejores equipos del panorama español. Giants se puso pronto por delante, llegando a ir 2-0 arriba en el marcador de partidas, pero Mad Lions despertó a tiempo para empatar 2-2 y llevar la final hasta el último mapa. Finalmente, Giants consiguió imponerse en una de las mejores series finales de Superliga que se recuerda.

Nemesis contra Jiizuké, la batalla por la línea central

La primera partida empezó como dictaba el guión preestablecido. Un gankeo pronto de Gilius en la calle central dio la primera sangre a Jiizuké, El jungla alemán se resarció en esta serie de su pésimo rendimiento en la semifinal, y al terminar las finales recibió el premio al MVP de la temporada. De nuevo, el jungla de Giants consiguió un nuevo asesinato en la línea superior y aumentó la ventaja de su equipo, que en el minuto 11 se lanzó a por el Heraldo de la Grieta. El objetivo parecía fácil, pero una gran pelea de equipo de Nemesis y Werlyb dio la vuelta a la situación. Pese a que Minitroupax consiguió llevarse el Heraldo, Giants se vio 1K de oro por debajo.

Los jugadores de Giants respondieron bien unos minutos después, con un dive en la línea superior en el que se cobraron la vida de Jeskla y Falco, además de conseguir la primera sangre de torre, a cambio de la de Gilius. Las escaramuzas se sucedieron, con asesinatos para uno y otro equipo, pero los objetivos se los seguía llevando Giants a pesar de ir por debajo en oro. Ambos equipos se movían al son que marcaban sus midlaners. En esas llegó el minuto 24, en el que un mal posicionamiento de los jugadores de Mad Lions sirvió a Giants para forzar la una pelea favorable. Ésta se resolvió con tres asesinatos de Giants y el Nashor, una ventaja que perderían apenas cuatro minutos después.

Otra vez una mala decisión, esta vez de Th3Antonio, le costó a su equipo perder un combate en medio. El daño del Azir de Nemesis estaba siendo insostenible para los favoritos, que tuvieron que retirarse después de ver morir a dos compañeros. Los vaivenes de acabarían en el siguiente Nashor. Mad Lions acudió, pero Gilius lo robó y Giants castigó a los leones con cuatro asesinatos y una ventaja de 5K de oro insalvable. En el siguiente Nashor, que ganó Giants, se produjo un combate que Minitroupax y jactroll aprovecharon para entrar en la base enemiga y, tras acabar con Werlyb y SelfMadeMan, conseguir la primera partida de la serie.

La partida de SelfMadeMan 

Los papeles se invirtieron en la segunda partida. SelfMadeMan, con Kha’Zix, dominó los primeros compases del juego para Mad Lions. En el minuto 14, el jungla polaco iba 4-0-1, habiendo participado en todos los asesinatos de su equipo. El problema estaba en los objetivos. Durante las dos primeras partidas de la serie, Giants dominó por completo los objetivos. En el minuto 13 ya habían conseguido el Heraldo, y en el 15 una buena pelea de equipo les dio también el dragón de fuego.

Dos peleas más de equipo se saldaron con una para cada conjunto, y el Nashor para Giants. Mad Lions estaba por detrás en oro, y además casi todos los asesinatos los había acumulado SelfMadeMan, por lo que la ventaja de Giants era más que notable en cada enfrentamiento. Los gigantes tuvieron paciencia, y gracias al daño del Lucian de Minitroupax y el Malzahar de Jiizuké, aumentaron su ventaja hasta los 10K de oro y aprovecharon un último Nashor y un empuje demoledor para poner el 2-0 en la final.

El rayo de esperanza

La fase de elecciones y bloqueos ya hacía prometer una gran tercera partida. Las elecciones de Vi y LeBlanc por parte de Giants denotaban cierto exceso de confianza, algo que pagarían con creces.

Uno de los jugadores de las finales ha sido sin duda el jovencísimo Nemesis y, uno de los campeones, Azir. Cuando el midlaner de Mad Lions se juntaba con el Emperador de Shurima, solo podían pasar cosas fantásticas. Para él fue la primera sangre, que le ayudó a dominar toda la partida. Los dos equipos fueron mucho más agresivos que en las dos partidas anteriores y el intercambio de asesinatos y daño fluía continuamente. Alrededor del minuto 12, un doble asesinato de Werlyb en la línea central tras una maniobra magistral de Nemesis le sirvió a Mad Lions para tomar la delantera. De ahí hasta el minuto 15, los leones consiguieron la primera sangre de torre y ampliaron la diferencia de oro hasta los 5K.

Apenas dos minutos después, otra pelea de equipo magistral abría la brecha hasta los 7K de oro y ponía el marcador en 10-4 para Mad Lions. Werlyb y Nemesis dominaban por completo, y su equipo mostraba una cara aún mejor que la que habían mostrado en las dos primeros partidas. Hasta los 10K de oro se amplió la diferencia entre los dos equipos en el minuto 22, que aprovechó Mad Lions para hacer Nashor y dar un último empujón a la partida. La superioridad de oro y experiencia unidas a la mejora del Nashor sirvieron para que en un asedio los leones ganaran la partida y pusieran el 2-1. Había final.

El despertar del león

La cuarta partida, en la que Giants debería haber aprendido de la anterior, fue un monólogo de Mad Lions. Los leones se crecieron, confiando en las posibilidades que les ofrecía la victoria de la tercer partida, y arrasaron a Giants al principio de la partida. La primera sangre fue para Jeskla, al igual que la primera sangre de torre, y en el minuto 10 ya tenían una ventaja de 3K de oro. Nemesis, en el mismo minuto, había farmeado 120 súbditos. La partida estaba siendo tranquila, sin muchos enfrentamientos. Hasta el minuto 17 no conseguiría tirar la primera torre Giants, pero a cambio Mad Lions se cobró la del inhibidor de la calle inferior.

Todo estaba saliendo a pedir de boca hasta el minuto 21, en el que Giants forzó y ganó una pelea de equipo por 3-0. Sin embargo, Mad Lions se sobrepuso al susto y tan solo dos minutos después ganó otra pelea de equipo acabando con todos los jugadores de Giants y con el dragón infernal. El destino de la partida estaba escrito.

Con la base abierta por las líneas inferior y central, Giants intentó hacer un Nashor a la desesperada. SelfMadeMan leyó las intenciones de los gigantes robándolo, y en la pelea posterior su equipo se impuso y logró ganar la partida y empatar la final.

La corona gigante

La emoción se palpaba en el ambiente. Mad Lions estaba a un solo paso de conseguir la machada y remontar un 2-0. Giants, por contra estaba en la cuerda floja. El equipo que competirá en LCS EU la próxima temporada estaba perdiendo contra un equipo de nivel nacional. Afortunadamente para ellos, los cinco jugadores de Giants se pusieron el mono de trabajo y demostraron por qué han sido los elegidos para competir en Europa.

Si la cuarta partida fue un monólogo de Mad Lions, la quinta fue un ensayo frente al espejo de Giants. En la Grieta del Invocador parecía que solo estaban ellos, y anularon una y otra vez cualquier intento de los leones de volver a la final. La primera sangre y la primera torre cayeron de su lado, y desde bien pronto fueron superiores en cada una de las líneas. Jiizuké usó el Azir de Nemesis contra él, y desactivó a su Xerath. Al minuto 16 se llegó con 4-0 en el marcador de asesinatos, el Heraldo de la Grieta del lado de Giants y una diferencia de oro de 6K. Los jugadores de azul solo tuvieron que estirar esa diferencia con paciencia y sin arriesgar, y en el único momento en el que parecieron correr serio peligro le dieron la vuelta y se sobrepusieron sin esfuerzo.

Mad Lions no bajó los brazos en ningún momento, pero la superioridad de Giants se hizo definitiva cuando, en el minuto 26, Ruin consiguió flanquear con Camille al equipo rival y aislar a los carries, cosa que aprovechó su equipo para ganar la pelea y empujar hasta ganar la partida y convertirse en campeones de España.

No hay comentarios

Dejar una respuesta