Compartir

Berk ‘Gilius‘ Demirse no está pasando por su mejor momento en el competitivo de League of Legends y después del cierre de la temporada regular en la LCS EU, el jungla ha querido explicar su situación y las opciones de salir que ha tenido durante el split de verano.

En una carta dedicada a sus fans, el todavía jugador de Team Vitality explica algunos de los motivos que le han llevado a ser suplente en esta fase regular donde ha intentado salir del equipo en busca de una oportunidad, opción que estuvo muy cerca de darse.

En las palabras de Gilius se atisba que el alemán quería ser protagonista en la Grieta del invocador y los cambios en la propuesta del equipo no estaban en la misma línea que él tenía en mente: “Con el cambio de dinámica desde el split de primavera al de verano no me sentí feliz en el equipo porque nuestro nivel no era el que se esperaba de nosotros. Tuve problemas con el equipo, veía el juego de diferente manera y teníamos demasiados desacuerdos, por lo que decidimos meter a Kikis para que nos ayudara a mejorar en el juego“.

El jungla explica que en las scrims los resultados con Kikis comenzaron a mejorar y que el jungla polaco llegó con mucha motivación el equipo, lo que le hizo aprender rápido y hacerse con el puesto de titular en la primera semana del split: “Yo no tuve ningún problema con eso, intenté apoyarlo a él de todas formas. Después del 2-0 inicial me di cuenta de que Kikis era mejor para el equipo. Podría haber luchado para estar en el puesto de titular, pero no me sentía bien porque Kikis había encajado especialmente bien“.

En ese momento Gilius cuenta que le pidió a Team Vitality la posibilidad de hablar con equipos punteros de la competición, porque creía que podía tener un mayor impacto en otro equipo: “En Vitality fueron buenos conmigo y me dejaron explorar todas las opciones. Sabía que si decidía irme, no habria vuelta atrás, lo que es comprensible teniendo en cuenta la confianza entre jugadores y entrenador y yo ya no era el mismo“.

El germano cuenta que hubo un club top que se interesó en su situación y quiso ficharlo, pero después de una semana de negociaciones, el club (del que no dice el nombre) no llegó a un acuerdo con Team Vitality por el fichaje.

Con todo este balance, para el germano ya era difícil hacerse al equipo y ahora está en Colonia haciendo streaming todo lo que pueda con la intención de subir en ladder. “Me siento muy agradecido por el tiempo que he pasado con mis compañeros y con la organización y espero que sean capaces de llegar a los Worlds“.

Aunque desde el club no se ha lanzado ningún comunicado, este mensaje final del jugador deja entrever que los caminos de ambos parecen finalizar aquí, aunque realmente según la base de datos de Riot tiene contrato hasta el 19 de noviembre.

No hay comentarios

Dejar una respuesta