Compartir

La unión entre los equipos tradicionles de fútbol y equipos de League of Legends podría haberse consumado una vez más, tras el acuerdo de H2K y PSG para intentar entrar en la LCS europea de franquicias del próximo año.

Tal como apunta el periodista de ESPN, Jacob Wolf, ambos equipos habrían llegado a un acuerdo para intentar de forma conjunta entrar en la liga franquiciada. El contrato implicaría que H2K se mantendría en la élite europea como en la actualidad pero con un futuro a largo plazo.

Por su parte, el PSG sería la primera vez que se encontrara en la máxima competición europea de League of Legends. En su último intento el equipo se quedó en la extinta Challenguer Series. De hecho, sería la última oportunidad debido al paso al modelo franquiciado.

Al estar ya este año en la liga, H2K y PSG se estima que tendrían que pagar ocho millones de euros para la entrada en la liga. Un precio que no debería suponer problema para un PSG que es propiedad del fondo catarí de inversiones.

Los problemas financieros que H2K anunció en el pasado podrían acabarse si se consiguiera consumar esta acción. En el proceso de selección habría más de veinte equipos implicados y varios se quedarán fuera sin poder enmendar la situación deportivamente.

No hay comentarios

Dejar una respuesta