Compartir

En pleno choque de titantes entre los mejores conjuntos de Europa y Norteamérica, el duelo de botlanes fue el otro gran evento del Rift Rivals cautivando las miradas de un enorme número de espectadores. Un duelo muy especial, alejado de la Grieta y del nuevo y loco meta, pero que nos dejó con fantásticas partidas como las protagonizadas por Hjarnan y Wadid, que se coronaron como la mejor botlane de occidente.

Tras pasar por encima de Kobbe y kaSing, y hacer lo propio con Bwipo y Hylissang, la línea inferior de G2 eSports se enfrentaba a la de Team Liquid, que venía de tumbar a la fantástica botlane de 100 Thieves: Cody Sun y Aphromoo.

Doublelift contra Hjarnan. Wadid contra Olleh. Muchos pronósticos daban como gran favorito a los norteamericanos pese al gran papel de Europa en el torneo, sobretodo la superioridad de G2 que llega a las finales tras haber tumbado a los tres conjuntos rivales. Pese a ello Hjarnan y Wadid se impusieron en lo que fue un igualado duelo de farmeo e intercambios hasta que una doble genialidad de la Karma del tirador sueco, primero dejando vendido a Olleh y luego salvando in-extremis la vida de Wadid, supuso una rápida doble kill con la que se llevaban el encuentro, proclamándose campeones del duelo de botlanes de este Rift Rivals 2018.

No hay comentarios

Dejar una respuesta