Compartir

En las últimas horas se ha conocido el fichaje de Huni por SK Telecom justo después de que el conjunto surcoreano se hiciera también con los servicios de Peanut, pero el movimiento es cuanto menos sorprendente ya que el equipo norteamericano ha permitido la transacción de manera poco habitual.

Huni dijo en septiembre que estaba abierto a ofertas de todo tipo y, aunque se le había relacionado en bastantes ocasiones con SKT, finalmente renovó por Immortals por dos años más.

La continuidad del top laner parecía clara, pero tres días después de la renovación, la apuesta clara de SK Telecom hizo que el jugador le pidiera al equipo que le dejara salir y, en contra de lo que la lógica o la competitividad deportiva, Immortals dejó salir al jugador surcoreano.

Tal y como cuenta el CEO de Immortals, Noah Winston, el club se debatía entre pensar en la próxima temporada competitiva manteniendo a Huni o ceder a la filosofía de club de la que siempre hablan y lo sorprendente de la historia es que esa fe ciega en una ideología hizo que el equipo norteamericano cediera a la petición de Huni.

Noah habla en todo momento de la creación de una familia, de ahí la clave de la decisión, además del punto de vista deportivo: “Huni era una pieza importante en nuestro roster para 2017 y a pesar de que no nos arrepentimos de tomar la decisión de dejarlo salir, queremos tomarnos el tiempo necesario para buscarle un reemplazo“.

Igualmente el CEO de Immortals espera que todos los fans del equipo sigan apoyando a Huni en SKT y desea que ambos equipos se enfrenten en los Worlds (donde espera vencer a los asiáticos).

No hay comentarios

Dejar una respuesta