Compartir

Que el bueno de Seong “Huni” Hoon Heo tiene el cariño de buena parte del público ya lo sabíamos. Su juego agresivo, sin tener en cuenta la dictadura del meta y su gran carisma han provocado que los aficionados tanto de Europa por su etapa en Fnatic, como ahora en norteamérica durante estos splits en Immortals junto a su amigo Reignover, le hayan convertido en uno de los jugadores más populares del League of Legends competitivo.

Estas últimas semanas hemos pasado de un tipo de juego que obligaba a los invocadores de la línea de top a jugar personajes que aguantaran grandes cantidades de daño, como Maokai o Poppy, a un parche en el que esperábamos la llegada de los campeones que pueden hacer grandes cantidades de daño, las llamados top carry como Irelia, uno de los favoritos de Huni.

En vista de esto, los contrincantes han tomado nota y han impedido a Huni jugar en la mayoría de los partidos a Irelia o Rumble, otro de los favoritos del coreano y que está haciendo su aparición estos días, ya sea banneándolos o escogiéndolos en primer lugar. Pues bien, el jugador de Immortals ha jugado cinco campeones distintos en estos cinco partidos que su equipo ha disputado en esta semana de competición: Irelia, Ryze, Riven, Hecarim y Gangplank.

Podemos decir que los dos primeros son prioritarios y los escogería la mayoría de jugadores si están disponibles, pero Riven y Gangplank son elecciones de cosecha propia y Hecarim pocas veces lo vemos en otro sitio que no sea la jungla. Lo interesante es que no son excentricidades, si no que las seis partidas que ha escogido a estos campeones, Immortals las cuenta por victorias. En vista de los datos podemos esperar con total seguridad más sorpresas de parte de Huni.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta