Compartir

Hace apenas unas horas que hemos podido disfrutar de una de las series más emocionantes del League of Legends competitivo. Misfits ponía contra las cuerdas a los todopoderosos SKT T1 ante el asombro de muchos, e incluso rozó la victoria en la cuarta partida. Aunque todo el conjunto europeo mostró una imagen sublime, sin duda un nombre se alzó por encima del resto: el de Lee ‘IgNar’ Dong-geun.

La fase de grupos de los Worlds 2017 había sido absolutamente monopolizada por los supports de Incensario ardiente (Janna, Lulu, Rakan, Karma y, en todo caso, Taric), pero IgNar los ignoró casi por completo en el duelo contra SKT. De hecho, no repitió campeón en ninguna de las cinco partidas de la serie.

El apoyo de Misfits se estrenó con Taric, el campeón más “meta” que jugó a lo largo de este intenso enfrentamiento. Tras la paliza que les propinó SKT, la escuadra europea decidió apostar por un estilo de juego completamente distinto: era la hora del IgNar playmaker.

Misfits engañó a SKT con la tempranera elección de Karma, a la que finalmente enviaron al carril central. IgNar reservaba su personaje quizás más icónico para revolucionar la serie: Blitzcrank. Todo Misfits rotó con frecuencia durante los primeros minutos de la partida para aprovechar este pick. Gracias a la proactividad de Maxlore y, sobre todo, al gran acierto de IgNar con el Gólem, se produjeron jugadas como esta.

La cadena de control de masas que ofrecía la composición de Misfits resultó demencial. IgNar atrapó a los miembros rivales más importantes en el momento oportuno. Bang fue el objetivo principal durante la fase de líneas. Faker apenas pudo usar sus Valquirias con seguridad, y buena parte del daño del midlaner coreano fue denegado. Por otra parte, Wolf, con un Taric poco resistente, también resultó atrapado en varias ocasiones para evitar que empleara su definitiva. Para culminar la exhibición, IgNar enganchó a Peanut cuando Misfits se encontraba en la zona del Nashor para, tras acabar rápidamente con la vida del jungla rival, asegurarlo sin complicaciones.

Pero aquí no acabó el recital del coreano. La fase de selección de la tercera partida, en la que Bang aseguró a una inesperada Vayne, despertó todavía más el interés del público tras la elección de Leona por parte del support de Misfits. Ante la incredulidad de los espectadores, la Leona con Fervor de combate permitió a los europeos dominar la fase de líneas. Todo comenzó con esta vibrante batalla a nivel uno:

La apuesta de juego de Misfits se volvía a repetir: dejar a IgNar un support con el que se pudiera lucir otorgando control de masas a su equipo y enviar el Incensario ardiente a otra línea. En esta ocasión, fue Maxlore (Ivern) el encargado de portar este ítem. De este modo, el apoyo coreano de Misfits tuvo total libertad para despuntar tanto en cazadas y escaramuzas como en las teamfights finales, dejando a PowerOfEvil unas Ondas de choque a placer. En estas dos victorias de Misfits, las partidas más brillantes de IgNar, el support alcanzó una participación en kills del 82% y 71%, respectivamente.

En la cuarta y quinta partida, IgNar siguió haciendo uso de su repertorio particular: Alistar y Thresh. Aunque con ambos tuvo cierto protagonismo, ya que Misfits le plantó cara a SKT en buena parte de estos dos últimos mapas, sus destellos dejaron de ser suficientes como para doblegar al gigante coreano.

Tras la victoria de SKT, Faker fue coronado como MVP de forma meritoria. Aun así, IgNar, sin duda alguna, fue el jugador más valioso de la derrota de Misfits. El joven coreano de 20 años se hizo un nombre sobre el escenario de Cantón (Guangzhou), pues su sinergia con la promesa Steven ‘Hans Sama’ Liv dejará huella en la memoria de muchos tras una serie que pasará a la historia.

No hay comentarios

Dejar una respuesta