Compartir

En una LCK donde Samsung Galaxy (ahora KSV eSports) sigue intratable, la primera sorpresa la pone un Jin Air Green Wings que consiguió derrotar a SK Telecom T1. Pero la sorpresa no estuvo en la victoria en sí, si no en los resultados obtenidos durante la partida donde se registraron varios récords de la historia de League of Legends.

Todo comenzó muy favorable a SKT. En la primera partida, aunque terminó siendo una victoria holgada, un gran Teddy puso contra las cuerdas en varios momentos a sus rivales. El tirador repitió con Caitlyn y su 12/0/4 en la segunda le sirvió a Jin Air para sellar el empate a los 52 minutos.

Se llegó pues a la tercera partida. Jin Air estaba demostrando ser un digno rival, y el conjunto de Faker demostraba demasiadas flaquezas en comparación a pasadas temporadas. Aun con ello, el juego de SKT era arrollador y al 52′ entraban en base rival para dejar muy tocada la torre de nexo, con apenas dos torres propias caídas. En ese momento Teddy ya sumaba casi 800 súbditos, pero no acabaría ahí la cosa ni mucho menos. Jin Air apretó, pero también lo hizo SKT que dejaba expuesto el nexo rival.

La partida parecía sentenciada. Pero los minutos seguían pasando y eso corría a favor de Jin Air y en su tirador Teddy. Las teamfights ya estaban igualadas, y minuto a minuto las torres de SKT iban cayendo hasta dejar expuesta su base. Todo acabó cuando tras un error descomunal de Faker, el midlaner era cazado en el 93′ por UmTi en el río, y sin compañía alguna. Con uno menos, y la presión del Nashor, SKT nada pudo hacer para evitar una derrota que se alargó hasta el minuto 94, la partida más larga de la historia de League of Legends.

No hay comentarios

Dejar una respuesta