Compartir

El equipo coreano de Longzhu Gaming se encuentra ante un bache a las puertas de una nueva temporada en la LCK. Diversos antiguos miembros de la plantilla han denunciado que no recibieron algunos de los pagos a tiempo, recurriendo a posponer dichos pagos sin aviso previo a los afectados.

En su día ya mostraron de manera interna la frustración contra el club de descuidar los términos especificados en los contratos. Una vez desvinculados del club comenzaron a contar su situación, concretamente al portal InvenGlobal, quien se ha hecho eco de la noticia.

Uno de ellos es el antiguo tirador Kim ‘Emperor’ Jin-hyun, cuyo contrató expiró el pasado mes de noviembre. En ese momento Longzhu le debía miles de dólares en cuestión de incentivos, tanto a él, como al resto de la plantilla y miembros del staff técnico según parece confirmar el Dong-Hoon ‘Hirai’ Kang, actual head coach del equipo.

Sin embargo hay otros casos más graves, como es el Gu ‘Expressión’ Bon-taek. El top laner no cobró ninguno de sus salarios en todo el split de primavera, recibiendo solo parte del pago una vez finalizó su contrato hace algunos días.

Algunos miembros del Staff técnico que se han querido mantener anónimos han ido más lejos, revelando que algunos miembros ni siquiera tenían contrato durante el pasado split de primavera al producirse ciertos retrasos a la hora de llegar a acuerdos. Sin contratos vigentes, esto no hizo más que provocar numerosos retrasos. Cuando estos se firmaron al final del split la organización comenzó a pagar lo que debía.

Un cambio en la administración del club parece ser responsable, y algunos problemas burocráticos con las algunas de las empresas que financian el club. El técnico Hirai fue el nexo entre organización y jugadores, y sintiéndose responsable de que siga habiendo bastantes retrasos se ofreció a pagar las deudas de su propio bolsillo, algo que los jugadores rechazaron y esperarán a que Longzhu cumpla con su deber.

No hay comentarios

Dejar una respuesta