Compartir

La guerra de las telefónicas a la española debía ser el gran duelo para decidir el futuro de G2 Vodafone y Movistar Riders en la Superliga Orange, una mezcla explosiva que finalmente dominaron los jinetes hasta llevarse la serie y empatar a puntos con los samuráis a falta solo de dos semanas para que se decida todo.

A pesar de que Yoppa y Kashtelan hicieron lo suficiente como para hacerse notar en la decimosegunda jornada, el nombre clave de este miércoles fue sin duda MagiFelix, que se apropió de la Grieta del Invocador demostrando por primera vez la superioridad que se le esperaba en la competición nacional en la calle central.

Los samuráis llegaban en muy buena forma con la intención de mantener la tercera posición, pero Riders supo remontar el primer mapa después de un ida y vuelta constante en el que pudo pasar cualquier cosa. Cinkrof se comió a Hero en el early, Nixerino levantó a los samuráis después de una doble tras dos teleports de los suyos y Roison demostró sus skills con Anivia, pero no fue suficiente.

A pesar de que Agresivoo dejó muy buenas ultimates con Gnar y G2V estuvo muy cerca de cerrar partida, MagiFelix defendió casi en soledad su base ante varios rivales y mantuvo esperanza para los suyos hasta conseguir la remontada que cambió el sino de la serie. Cuando recuperaron el inhibidor, los jinetes convirtieron la partida en un baile en la calle central y ahí una ultimate perfecta de Xyraz con Ornn pilló en un push a Nixerino y ahí se acabó todo.

En el segundo mapa no hubo historia, Riders estompeó desde el inicio con un muy buen Urgot de Xyraz, pero sobre todo con el nivel descomunal de MagiFelix con Cassiopeia, sobresaliente en el 1v1 y sobre todo en las teamfights. Sin análisis posible, al hacer el Nashor los de Motroco ya ganaban por 11k de oro y el carrito del sueco fue suficiente como para ganar la partida, la serie y ponerse con los mismos puntos que sus rivales en la clasificación, dándole si cabe más emoción a la liga para las dos últimas jornadas.

Giants sigue a lo suyo

El quinteto de Sharkz está imparable y ahora mismo puede con todo. El conjunto malagueño no tiene rival ahora mismo en la SLO y a pesar de estar por detrás de los leones en la clasificación, las sensaciones son las de un finalista dispuesto a llevarse el trono.

La serie ante los pingüinos ha sido otro ejemplo, además con los matices de un segundo mapa donde han logrado levantar tres bufos de Nashor de Penguins para llevarse un mapa que ha terminado con 54 kills en total.

En la primera partida Giants Gaming ganó con facilidad el early y después de un Nashor algo arriesgado que se quedó Xayah, abrió base al minuto 25 después de un control total. Un cruce de kills posteriores y una cazada a los pingüinos después de esconderse en los arbustos permitió una victoria rápida con un gran Vladimir de Kashtelan.

El segundo mapa fue una de las mayores fiestas vistas este split en la SLO, sin duda un mapa que hay que ver obligatoriamente aunque solo te hayas pasado por aquí para leer la crónica. Yoppa comenzó matando 1v1 a JIN y comenzando el carro con Sion, pero a pesar de la ventaja de los gigantes Obsess se hizo grande con Kha’Zix y se llevó el primer Nashor.

El jungla de Penguins dejó una de sus mejores partidas hasta ahora y con ese inicio de remontada comenzó una carrera que Penguins nunca supo terminar a pesar de conseguir hasta tres veces el bufo.

A pesar de tener la base abierta, Giants Gaming era mejor en todas las peleas grupales e incluso JIN probó a la desesperada un backdoor para ganar, pero no tenía la suficiente limpieza ni daño con Ornn para acabar. La fiesta se alargó con las dos bases abiertas hasta que Giants hizo lo que mejor sabe hacer, poner algo de cordura y ganar, demostrando que la segunda plaza ya podría tener dueño.

Así queda la clasificación:

clasificación Superliga Jornada 12

No hay comentarios

Dejar una respuesta