Compartir

Riot Games sigue en busca y captura de un sistema de competición que resulte atractivo al público y al mismo tiempo permita crecer a los equipos y a la propia competición. Para ello, ha tomado la decisión de convertir la LCS NA en una competición de franquicias donde eliminará el descenso y ascenso de los equipos. Sin embargo, todavía quedan muchas incógnitas por resolver que poco a poco se irán resolviendo.

La idea de Riot con esta competición es conseguir que las marcas externas a los deportes electrónicos inviertan en mayor medida al tener la seguridad de que los equipos no van a descender. Por otro lado, también busca que los equipos consigan una mayor base de fans como ocurre con TSM.

De momento todavía están trabajando en ello, pero lo cierto es que poco a poco salen a la luz nuevos detalles sobre cuál es la idea que tiene la compañía para la LCS NA de la próxima temporada. Riot ha tomado la decisión de evitar modificar el número de contendientes de la competición que se mantendrá en 10 equipos.

Sin embargo, sí que ha dado novedades sobre los equipos que competirán. Por un lado, los equipos endémicos, es decir que no hayan participado antes en la LCS NA, que no sean seleccionados recibirán una recompensa económica por la no selección. Por otro lado, los equipos no endémicos que entren en la LCS NA deberán pagar 3 millones de dólares por su inscripción que será repartido entre los conjuntos endémicos que estén en la LCS NA.

De momento seguimos a la espera de la lista definitiva de los equipos participantes, que saldrá con casi total seguridad a mediados de noviembre, antes de que empiece la temporada alta en los fichajes de los jugadores.

No hay comentarios

Dejar una respuesta