Compartir

El duelo español en el límite del precipicio por no caer a la Challenger Series deja a Giants Gaming como claro triunfador después de un claro 3-0 a Origen, que sin pena ni gloria, deja atrás un split en el que se despide de la élite competitiva de League of Legends tras un mal mejor de cinco.

Origen nunca se ha encontrado a sí mismo en este split de primavera y el mismo cierre de la serie ante Giants lo define a la perfección: xPeke con Tresh. Cualquier aficionado al LoL que haya estado apartado del competitivo unos meses se encuentra de repente con este titular y no daría crédito.

Eso mismo le pasa a los aficionados de Origen, siempre fieles a los suyos, que ahora verán cómo su organización se reestructurará en la categoría que lo vio impulsarse al estrellato. Giants Gaming por su parte ha demostrado ir a más en el mejor de cinco, recuperar la confianza que le faltó ante Fnatic (tal y como ha confirmado Hustlin a la finalización del partido), para volver a luchar contra ellos y mantenerse en la LCS.

Giants Gaming mandó en la Grieta

En la primera partida había demasiado respeto y en 20 minutos apenas hubo acción. Ambos equipos se respetaban mucho y las cazadas puntuales eran lo único que animaba el choque. La buena colocación de Giants tras cazar a NaeHuyn en el late dio pie al doble bufo para cerrar en el 48. Night, clave con Viktor, consiguiendo un 45% del daño de su equipo; Flaxxish hizo uno de sus mejores partidos con la camiseta azul, destilando clase con Nautilus en top.

La segunda fue un calco, cambio de líneas mediante, pero con muy poca acción y muchas cazadas en mid, la más clara una doble ante xPeke y Cinkrof que supuso el Nashor cuando todo estaba igualado. Origen sacó garra para hacer un ACE defendiendo su propia base (5-3) con una triple de NaeHyun con Viktor, pero Giants Gaming probó un 1-3-1 que cerró con facilidad tras un Nashor gratuito.

La tercera fue la que Origen no supo aprovechar. xPeke se sacó un Tresh de la manga que murió mucho, pero también sacó muy buenas cadenas de corrupción, pero la balanza siempre fue favorable a Giants. La tardanza en los gankeos siempre le daba la superioridad a Zilean, que aparecía salvando a los suyos después de que los de xPeke casi lo gastaran todo para una kill. Con esa misma escena repitiéndose una y otra vez, el medio de Giants se hizo una doble en una buena pelea grupal que terminó con la partida.

Después de la inevitable caída de uno de los dos equipos españoles, Giants Gaming se juega el todo por el todo mañana ante Fnatic Academy en la reedición de un mejor de cinco que mandará a uno de los dos equipos a la Challenger Series y al otro lo mantendrá entre los mejores de Europa.

No hay comentarios

Dejar una respuesta