Compartir

Yun ‘Peanut’ Wang-ho, jungla de ROX Tigers, sabía qué teclas tocar para hacerse fuerte en los cuartos de final del Mundial de League of Legends y lo bordó logrando hacerse con el MVP de la serie al eliminat a los chinos de EDward Gaming.

La situación estaba de su lado y en la primera partida se comprobó al detalle. Con la ausencia del toplaner titular de EDG, Peanut y los suyos habían marcado un claro plan, campear constantemente a su sustituto, un Kuro1 que sufrió lo indecible ante las acometidas del jungla coreano.

Ya no es sólo la feddeada en el early tras destrozar junto a Smeb en la calle superior, es la inteligencia con la que además supo evitar una y otra vez a un Clearlove que no estuvo a la altura.

La importancia del daño de Peanut

game4

En la tercera partida un destacado 11/0/5 para el jungla le dio definitivamente el titulo de MVP de la serie después de estar en todas las kills de la partida, siendo uno de los que realizó más daño en su equipo con Olaf.

Tres partidas con Lee Sin y una cuarta con Olaf y ese fue el resultado sin que los rivales pudiera permitirnos ver la Elise de uno de los monstruos de la jungla en este Mundial, sobre el que EDG centró muchos de los bans en la serie.

Pero tenemos que reconocerlo, como jugones que disfrutamos de la partida y miramos más allá de lo que sucede en la Grieta del Invocador, Peanut también conquista por su sonrisa, esa que nos hace mirar la cámara en más de una ocasión y comprobar cómo un chaval disfruta con esto en toda una fase final de un Mundial.

No hay comentarios

Dejar una respuesta