Compartir

Kim ‘PraY’ Jong-in y KingZone DragonX no han empezado la temporada todo lo bien que quisieran. Sin embargo, el equipo subcampeón del MSI 2018 se mantiene cuarto clasificado tras ganar tres series y perder una, con un total de siete partidas ganadas y cuatro perdidas. El tirador cumplía hoy, frente a Afreeca Feecs, seis años al máximo nivel, y lo ha podido celebrar con victoria.

PraY, que no estará en el equipo que represente a Corea del Sur en los Juegos Asiáticos, es considerado por muchos el segundo mejor jugador de la historia de League Of Legends. En su palmaré cuenta con 3 títulos de la LCK: con ROX Tigers, Longzhu Gaming y su actual club, KingZone DragonX.

Durante la entrevista concedida hoy en el post-partido, ha sido preguntado por sus seis años de competición. Sobre eso, ha dejado una interesante y sorprendente respuesta: “Cuando empecé, pensaba jugar profesionalmente solo un año. Creo que lo que me ha mantenido jugando ha sido el cariño y el amor recibido por mis fans. Espero que sigan apoyándome en mis séptimo y octavo año“.

Las palabras de PraY son un soplo de aire fresco para la LCK, que ha sufrido últimamente los problemas de Faker y la retirada de Madlife.

No hay comentarios

Dejar una respuesta