Compartir

Llegó el momento de la verdad en la División de Honor de League of Legends. Con un ASUS ROG Army campeón imponiéndoselo a todos tanto en el clasificatorio español a Challenger Series, como en la fase regular del campeonato nacional, así como en la Final Cup 11 consiguiendo la revancha frente a G2 Vodafone, es hora de mirar hacía la parte baja de la tabla pues para tres equipos está en juego su futuro en la máxima categoría. Y es que cuatro equipos competirán por una sola plaza en unas relegations que se disputarán del 27 al 29 de diciembre.

En la duodécima temporada, que pasará a llamarse SuperLiga Orange, volveremos al formato de 8 equipos que esta temporada con la llegada de The Penguins Mafia y Valencia C.F eSports se hizo la excepción de aumentarlo a 10, por lo tanto al menos dos de los tres equipos que finalizaron en los últimos puestos en la fase regular, competirán la próxima temporada en la recién estrenada 2ª División.

Ellos son Pain Gaming, eMonkeyz Club y PAM eSports, que lucharán tanto entre sí como contra NeverBack Gaming, el aspirante al ascenso a la SuperLiga y que planea ponerle las cosas difíciles a los a priori favoritos por conseguir esa ansiada plaza.

El primer partido será el que enfrente el martes 27 a PAM eSports contra NeverBack Gaming. PAM será el encargado de recibir al aspirante dado su último puesto en la fase regular tras heredar la plaza de Dimegio. Un equipo que tiene sus esperanzas puestas en la mejoría de Entei, la adaptación de Scarface y su “ilusionante” support Iluzjonist Johan.

El vencedor de la eliminatoria pasará a semifinales. Una serie que se disputará el 28 de diciembre y donde ya espera eMonkeyz, unos monos que aun cuentan con la inestimable colaboración de Babeta antes de su marcha a latinoamérica y que hará lo imposible por mantener la categoría.

Y por último, el 29 de diciembre tendrá lugar la gran final de las relegations. NeverBack, PAM o eMonkeyz deberán superar un último obstáculo y ese es Pain Gaming, equipo que ilusionó muchísimo al comienzo de División de Honor y que en la última jornada fue alcanzado por un sorprendente G2 Vodafone. Pain se reforzó tras la temporada con la llegada al staff técnico de Lucas Rojo, y además es el claro favorito. Ya se impuso con solvencia en la Final Cup ante eMonkeyz, pero su rol de poco le servirá ante un torneo donde todos irán con las mismas ansias y necesidades.

No hay comentarios

Dejar una respuesta