Compartir

Cuarto día de la fase de grupos del MSI, que apenas resolvió nada. Esta jornada se antojaba clave para esgrimir el devenir de los equipos, pero tan solo SKT y Team WE han asegurado su pase a semifinales. El resto de equipos parte de un cuádruple empate y, por tanto, la última jornada va a decidir todo.

Durante esta cuarto día se han vuelto a producir sorpresas, tanto positivas como negativas. Como dato principalmente anecdótico, SKT sucumbió por primera vez en el torneo. Por otro lado, G2 eSports volvió a firmar una jornada nefasta y TSM tampoco mejora en gran medida la imagen de los equipos occidentales en el MSI.

msi-clasificacion-dia-4

Team WE vuelve a destrozar a G2

Importante duelo entre los dos equipos mejor posicionados (después de SKT) en este MSI. Tanto G2 eSports como Team WE (3-3) contaban con una oportunidad perfecta para colocarse como segundos en solitario. La elección de Lee Sin y Elise por parte de Condi y Trick, respectivamente, pronosticaba unos minutos iniciales cargados de acción, y así sucedió. Una gran combinación de la botlane de G2 y Trick les concedió, al límite, la primera sangre. No obstante, Condi devolvió la jugada en el carril central.

Tras esto, una rotación de los cinco miembros de Team WE sobre la botlane se saldó con hasta tres bajas para ellos, lo que rompió la igualdad instaurada. Los toneles de 957 (Gragas) desposicionaron por completo a G2 en las teamfights y les fue complicado sacar algo positivo de ellas. Todo G2 estuvo desaparecido durante la mayor parte de este encuentro, y el conjunto chino demostró claramente su superioridad. A la gran actuación inicial de 957 y Condi se unió Xiye para terminar de destrozar con su LeBlanc.

TSM se llevó su séptimo duelo ante Marines

Séptimo enfrentamiento entre estos clubes en el MSI. Al comienzo del mapa, los vietnamitas ejecutaron, una vez más, una buena jugada a nivel 1 en la que Biofrost fue su víctima. Levi, que cayó en un arriesgado movimiento, volvió ser partícipe de toda la acción inicial de los Marines. TSM, de todas formas, quiso plantar cara a este caos y se aventajaron considerablemente desde la botlane.

Las rotaciones alocadas se repitieron de forma incesante por parte de GAM. TSM se supo adaptar a esto y, adelantándose a sus rivales, se llevó más objetivos. Además, Optimus firmó una de sus peores partidas. Así pues, este séptimo enfrentamiento se saldó con una contundente victoria para TSM que les igualaba con G2 en la pugna por los playoffs. Los Marines bajaron el nivel con sucesivos errores, fruto de su excesiva agresividad.

Los jugadores de SKT T1 son mortales

Cada vez que SwordArt abandonó su línea para colocar wards y otros menesteres, Bang y Wolf castigaron duramente a Betty, que se quedó muy por detrás en la botlane. En cambio, Karsa, con su espectacular Lee Sin, mantuvo las esperanzas taiwanesas a base de efectivos ganks.

Como dato anecdótico, Faker falló un Destello contra el muro, demostrando que hasta un jugador como él puede cometer errores clamorosos. Posteriormente, Flash Wolves se llevó una teamfight importante, pero, aun así, SKT no parecía perder sustancialmente en el marcador de oro.

Flash Wolves siguió con su sobresaliente partida y se llevó el primer Barón Nashor que SKT había cedido en este torneo. Gracias a ello, sus posibilidades eran cada vez mayores. Los taiwaneses ofrecieron su imagen más sobria del torneo mientras ahogaban a los coreanos, que parecían sorprendentemente perdidos sobre la Grieta.

De esta forma se forjó una partida épica para Flash Wolves, que, finalmente, logró doblegar al todopoderoso SKT T1, algo que se antojaba imposible. Este resultado igualaba aún más la clasificación del MSI y perjudicaba los intereses de los dos equipos occidentales.

G2 se complica su futuro en el torneo

Por extraño que parezca, el early game entre G2 y GIGABYTE Marines fue totalmente calmado. Esta tesitura favoreció a los chicos de G2, que dominaron el farmeo en todas las líneas a excepción de la toplane, donde el duelo se mantuvo parejo.

Fue arriesgada la elección de Zed por parte de Optimus, y esta decisión pareció pasarle factura en el momento en que Trick, en un temprano gank, se quedó la primera sangre. No obstante, Levi apareció para los Marines y les devolvió a la partida con varias kills y un dragón infernal. Con el paso de los minutos, Marines buscó jugar de un modo más serio, adaptándose al estilo de G2, y supo dominar a los europeos en su propio terreno. La partida se terminó de complicar para los samuráis cuando GIGABYTE Marines se hizo con el Barón Nashor a escondidas, aprovechando un despiste rival.

Los vietnamitas se quedaron muy cerca de derribar por completo la base de G2, pero Expect lo evitó a capa y espada. Tras esto, una ajustada teamfight resultó favorable para los europeos gracias a una ejecución prácticamente perfecta. Sin embargo, su remontada se vio drásticamente truncada en breves instantes al excederse en su asedio. Todo GIGABYTE Marines revivió y aniquiló a los europeos. Tras esto, los vietnamitas solo necesitaron destruir la base de G2 para asegurarse su triunfo y permanecer en la lucha por las semifinales.

SKT se despertó de su breve pesadilla

TSM tenía el difícil papel de enfrentarse a unos rabiosos SKT, que venían de perder su primer partido del MSI. Hauntzer sufrió en línea ante el Galio de Huni y, de hecho, murió en el uno contra uno en una cuestionable decisión de no volver a base con muy escasa vida.

La partida se le escapó al conjunto norteamericano demasiado pronto. El pick de Sona que fijó Wolf surtió gran efecto en el desempeño de sus batallas. Por otro lado, Hauntzer siguió muy incómodo ante Huni en las labores de splitpush.

El toplaner coreano siguió en modo imparable, liderando todas las teamfights de su equipo y asegurando una victoria más. Así pues, todo volvió a la normalidad en las filas de SKT, y las cuatro últimas posiciones del cuadro volvían a encontrarse muy cercanas.

Team WE asegura sus playoffs y coloca el cuádruple empate 

Team WE planteó una composición atípica, con Kog’Maw y Galio en la botlane. Para castigar esto, Flash Wolves se llevó dos bajas en una rotación de sus cinco jugadores hacia la línea inferior. Sin embargo, este movimiento no resultó del todo rentable para los taiwaneses, ya que 957 se llevó libremente la primera torreta.

Tras esto, la calma se instauró sobre la Grieta hasta el minuto 15, momento en el que Karsa se colocó 6/1 con Kha’Zix tras una gran pelea de Flash Wolves. De nuevo, se produjo un impás que se prolongó considerablemente. Después de 20 minutos de escasa acción, Team WE se logró llevarse el Nashor mediante una buena teamfight. La composición de los chinos, que escalaba mejor gracias a Kog’Maw, terminó destrozando a sus rivales y, en cinco minutos muy intensos, derribaron por completo la base taiwanesa.

Esta jornada, que se preveía clave para el devenir de los equipos, no resolvió prácticamente nada. Tan solo SKT T1 y Team WE tienen asegurada su presencia en la fase final del MSI, mientras que el resto de equipos, con un récord de 3-5, afrontarán la última jornada del Group Stage con todo por decidir. G2 eSports parte desde una posición peor, dado que uno de sus enfrentamientos es contra los temibles SKT.

No hay comentarios

Dejar una respuesta