Compartir

Según cuenta ESPN, fuertes cercanas a Riot Games aseguran que la empresa está barajando la posibilidad de mandar a las organizaciones que mejoren los contratos de sus jugadores en la LCS.

Aún no existen declaraciones oficiales de Riot acerca del asunto, pero la idea puntualizada por las fuentes señalan que “se exigiría a los equipos de la LCS norteamericana y europea que actualicen las condiciones de sus jugadores y firmen mejores contratos para la temporada de 2017.”

Esta situación garantizaría que los jugadores tuvieran acceso a los beneficios de un seguro médico y planes de jubilación. También significaría que los clubes tendrían que pagar impuestos añadidos de los que no tenían que preocuparse hasta ahora con contratos independientes.

Igualmente se podría estar considerando una subida mínima de sueldos, actualmente de 12.500 dólares en Norteamérica y 11.250 euros en Europa por jugador con cada split.

Actualmente, sólo seis equipos tratan a los jugadores como empleados y no como trabajadores independientes: Team SoloMid, Team Liquid, Cloud9, Unicorns of Love, H2K e Immortals. Lo que señalan las fuentes es que los otros 14 equipos en ambas ligas se verían obligados a pasarse a este sistema.

De ser cierto, esto aseguraría mejores condiciones para los jugadores, con muchos de ellos trabajando más de 60 horas a la semana y viviendo en casas con el resto de sus equipos. Estas medidas evitarían problemas de carácter legal, aunque también levantaría polémicas entre los propietarios de las organizaciones, quienes hace poco se quejaron en masa de las restricciones de Riot que impedían una adecuada monetización a sus equipos para obtener cierta rentabilidad.

Hace poco Doublelift admitió que las condiciones de los profesionales eran demasiado duras, lo que garantiza que se recupere el debate sobre la necesidad de progresar con la situación de los jugadores.

No hay comentarios

Dejar una respuesta