Compartir

Riot ha decidido prohibir la participación en la promoción de ascenso a la LCS de un segundo equipo que cuenten ya con una plaza en máxima competición. Una prohibición con la que evitarán la venta de plazas LCS tras sus posteriores ascensos como ha sucedido en ocasiones anteriores.

Con la política de Riot en prohibir un segundo equipo en la LCS, algunos clubes han aprovechado esta situación en su propio beneficio ¿Cómo? formando un segundo equipo superior al nivel del resto para así ascender de la Challenger Series. Una vez tenían su segunda plaza la normativa les obligaba a venderla reforzándose económicamente. Este ha sido el caso de Dignitas UE y más recientemente Cloud9 Challenger, que tras la victoria de su segundo equipo en la Challenger Series de este año vendió su plaza por una generosa cifra.

Con este panorama, no han tardado en surgir nuevos debates en torno a esta mala praxis y Riot ha decidido tomar cartas en el asunto y reservar el torneo de promoción a aquellos equipos que no cuenten ya con una plaza en la LCS, por lo que en el caso de que un segundo equipo quede en las primeras posiciones de Challenger Series, la opción de ascenso a la LCS irá para el siguiente clasificado que reúna los requisitos impuestos por Riot, así lo afirma su coordinador de eSports J.T. Vandenbree.

Con esta nueva política que se implantará en Norteamérica independientemente de lo que decida hacer Europa, se busca evitar que el segundo equipo sirva solo como medio de ingresos y así conseguir que estos se utilicen para formar a jugadores de élite.

No hay comentarios

Dejar una respuesta