Compartir

La llegada de las runas reforjadas ha agitado considerablemente el estilo de juego en League of Legends. Actualmente resulta bastante complicado discernir qué es lo óptimo, pues todavía el metagame necesita asentarse. No obstante, ya se está empezando a apreciar alguna tendencia con ciertos campeones. En este caso, personajes como Gangplank y Ezreal cuentan con una runa clave muy definida: la popular Cleptomanía.

Esta runa clave funciona muy bien con ambos personajes por dos motivos. En primer lugar, porque obtener los extras de oro y los consumibles les resulta muy sencillo: tan solo necesitan aplicar su respectiva Q, de enfriamiento reducido y fácil impacto (la de Gangplank es de fijación mientras duela contra campeones generalmente a melé, y la de Ezreal cuenta con un rango considerable). Además, la Cleptomanía les permite acelerar sus principales picos de poder sin sufrir en línea gracias a los consumibles.

Todo ello les brinda la oportunidad de obtener sus principales ítems, como la Trinidad, de forma mucho más temprana. Gangplank, de este modo, no acusa tanto el gasto de maná inicial, junto a sus elevados enfriamientos y a su escaso daño. Por su parte, Ezreal supera con presteza el primer vuelta a base, en el que debe adquirir la Lágrima y acudir a línea sin apenas estadísticas de daño.

En el resto de la rama de Inspiración, las runas reforjadas más usadas son: Entrega de galletas (aún más sustain en línea), Calzado mágico (ahorras parte del coste de las botas y el extra de movimiento te permite intercambiar con más facilidad) y Perspicacia cósmica (la reducción de enfriamiento siempre es bienvenida en estos campeones). No obstante, también aparece Mercado del futuro de vez en cuando para acelerar aún más la compra de objetos.

Como rama secundaria, Brujería es la que más prima, aunque depende más del propio jugador y del tipo de enfrentamiento, por lo que no resulta extraño optar por Precisión o Dominación. Lo más habitual es Piroláser para potenciar los intercambios, Trascendencia o Sombrero definitivo para incrementar la reducción de enfriamiento y Banda de maná si se opta por una línea más tranquila. También aparece Se avecina tormenta en caso de confiar en un escalado pausado, aunque, dada la corta duración de las partidas a día de hoy, esta runa no resulta del todo eficaz.

Otro campeón que también podría hacer buen uso de Cleptomanía es Corki, ya que no cuenta una sinergia muy definida con otras runas clave como Ataque intensificado (no acumula demasiada velocidad de ataque, especialmente al principio, como para encadenar los tres ataques básicos con facilidad). Por otro lado, Pies veloces, similar a la antigua Sed de sangre, no ha adquirido demasiada popularidad. Otras runas clave parecen más potentes.

Todo ello provoca que Corki tienda a optar por Cleptomanía, aunque no presenta las mismas características que Gangplank o Ezreal. En este caso, Corki no cuenta con una habilidad que, por sí misma, active la Cleptomanía. Además, el coste de maná de sus habilidades es más elevado en comparación, por lo que no puede acumular tanto oro como Gangplank (sobre todo al principio de la partida), por ejemplo. Corki, por otra parte, suele enfrentarse en la mid lane a personajes de rango, por lo que debe acercarse para golpear con su ataque básico y puede exponerse en exceso. Aun con todo, Cleptomanía sigue siendo viable para Corki debido al potencial que esta runa clave presenta con personajes que hacen buen uso del Brillo.

Por lo visto hasta la fecha, Cleptomanía es una de las runas reforjadas más fuertes a día de hoy, aunque tan solo es efectiva con un número muy limitado de campeones. Pocos más de los mencionados le pueden sacar todo el partido, ya que, recordemos, no tiene ningún tipo de enfriamiento interno y se debe exprimir al máximo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta