Compartir

El verano se acaba, pero no el League of Legends que ahora le toca encarar las rectas finales de las principales regiones. Y en este viernes 31 de agosto, tocaba vivir uno de los partidazos de la temporada en forma de semifinal entre Schalke 04 y Team Vitality.

Una plaza en la final estaba en juego, pero más que eso, un posible billete para los Worlds 2018. Y es que si Vitality cosechaba la victoria, y mañana lo hacía Fnatic, se meterían de manera directa en los Mundiales. Sin embargo se toparon con un colosal Schalke 04 que con un soberbio Amazing, consiguieron el ansiado billete para Madrid. Sobresaliente la temporada del jungla, que no ha hecho más que callar muchas de las críticas y dudas de su regreso tras el descenso con Mysterious Monkeys y su pasada temporada en la mesa de analistas de Riot. Historia de ensueño.

Y David volvió a tumbar a Goliat

En esta primera partida los planteamientos parecían claros, y especialmente en Vitality que desde muy pronto se dedicaron a castigar con dureza a Vizicsacsi. El tridente de arriba estaba fantástico, Cabochard se lucía con Kled, pero la botlane se mostraba muy nerviosa, lo que aprovechaba Amazing para mantener el intercambio de golpes.

Vizi seguía muy focuseado, aunque tirando de freestyle para gnar tiempo, algo peligroso pues Cabochard se gustaba y mucho. Sin embargo el Schalke jugaba a su ritmo, con calma. Nukeduck farmeaba como un loco, y Upset poco a poco era cada vez más determinante. Mucha igualdad entre dos fantásticos equipos, pero una liada de Jactroll lo decidió todo. El support, con una mala iniciación, se suicidó dejando en el camino vendido a Cabochard. El Schalke se sacaba un 3×0 y el camino libre hacía el Barón que Kikis no pudo robar en otra pelea en la que Vizi culminó con una doble.

A Vitality le comían los nervios y las decisiones no eran casi nunca las mejores. Solo una jugada de locura de Cabochard en la que casi logra la épica, fue una respuesta a la insalvable bola de nieve y al colosal daño de Upset con Ezreal. Con el paso de los minutos, Vitality era cada vez menos capaz de pelear, y la caída del nexo no tardó en llegar en una nueva exhibición del tirador alemán.

Tras el duro mazazo, Vitality trató de seguir fiel a su estilo e intentar golpear primero y dominar el early. Sin embargo lo que parecían buenos movimientos se convertían en aún mejores respuestas del Schalke, especialmente con un Vizicsacsi dominando desde muy temprano con Rumble.

Los alemanes llevaban el timón, y para colmo Vitality no encontraba su sitio, aún nervioso, y propiciando importantes liadas que daban aún más ventaja al Schalke, los cuales estaban sacando de quicio a un Jiizuké muy focuseado. Vander y Amazing seguían muy finos en los combos, y eso lo aprovechaban a la perfección los de siempre, con Nukeduck y Upset matando de gratis, y Vizi destrozando aportando un daño descomunal.

Partida calmada y cómoda para el Schalke 04, sin arriesgar, incrementando la ventaja poco a poco y cazando en el momento justo para crear bola de nieve que terminó siento gigante. Un stomp de campeonato para poner el 2-0 en la serie y acercarse a la gran final.

Con el 2-0 y la primera bola de partido en juego, Vitality cambió los esquemas de su setup lo que terminó funcionando a la perfección. Lo que si no cambió fue el protagonismo de Kikis, inconmensurable con Kindred y haciendo lo que se le antojaba casi en todo momento.

La cadena de ceceo entre el Galio de Jiizuké y el Sion de Cabochad era insalvable y con ello ahora Vitality sí logró su objetivo de obtener ventaja en early. Una ventaja que al Schalke cada vez le pesaba más, siendo muy difícil responder a los envites rivales, especialmente en unos desaparecidos Vizicsacsi y Amazing.

Al minuto 22 la ventaja ya superaba los 10k de oro y Vitality asaltaba la base rival tirando los primeros inhibidores. La partida estaba completamente en su poder. Con las siguientes oleadas, Vitality entró en base rival a placer, tirando inhibidores y torres de nexo, matando a todo el mundo. Attila se marcaba una Quadra con Draven y llegó uno de los momentos más absurdos de la temporada cuando todo el equipo, buscando la PENTA del tirador, moría en la fuente. El Schalke ganó tiempo, pero Jiizuké con una iniciación perfecta en el siguiente ataque, sentenció y forzó el cuarto mapa.

Salvada la primera bola de partido, Vitality sacaba a su setup de confort para tratar de levantar la serie: El combo Jarvan/Galio, Draven de nuevo para Attila… pero de nuevo con la responsabilidad de ganar el early, los errores propios condenaron a un Vitality que llegó a rozar la remontada.

Con buenas rotaciones iniciales, Vitality parecía que quería llevar el timón de este cuarto mapa, que a la postre sería decisivo. Sin embargo un error fatal en la línea de medio les costó un 3×0 para el Schalke, con doble que se llevaba la LeBlanc de Nukeduck. Pero el gran protagonista estaba siendo Amazing, muy por delante y con una enorme presencia por toda la Grieta. El Schalke 04 comenzaba a gustarse y a Vitality se le escapaba la serie que de nuevo, en la zona del Nashor y con unos colosales Vander y Vizicsacsi, no conseguían imponerse.

Aún con todo ello, el Draven de Attila se escapaba de todas estas jugadas y rascando kills por el camino. Algo con lo que Vitality empezó a creer, hasta que Amazing con varios golpes de realidad, conseguía llevar las riendas del encuentro hacía el lado alemán. Tras un fantástico ACE y el Nashor, abrían base, pero Atilla se hacía grande gracias a los combos del Galio de Jiizuké. Los de Yamato se volvieron a crecer y se metieron en la zona del Nashor donde tuvo lugar un baile de infarto en el que podía ocurrir de todo. Cazaron a Amazing, pero Vizi y Vander incordian para ganar tiempo, entran Upset y Nukeduck y se desata la locura, la cual cerró Amazing llegando desde base para sentenciar con un nuevo ACE. El Schalke 04 se abrió paso hasta base rival, firmando su billete para la gran final de la LCS EU.

No hay comentarios

Dejar una respuesta