Compartir

La máxima competición europea de League of Legends está a punto cambiar y dejar de ser la que todos conocíamos. Como era previsible, y tras el éxito cosechado en China o Norteaméricala LCS EU adaptará para el próximo año el sistema de franquicias, tras realizar en este 2018 algunas probaturas como el cambio de formato y la eliminación de la Challenger Series, así como del descenso.

El nuevo sistema permitirá a los clubes tener una mayor estabilidad, y mayores ingresos tanto para ellos como para sus jugadores, con importantes ayudas por parte de Riot, y respondiendo a algunas quejas y solicitudes como las presentadas por H2k, sobre la inestabilidad de la actual LCS europea. “Una liga con ciclos competitivos más largos ayudará a los equipos a construir una relación más profunda con sus aficionados, porque tienen seguridad, recursos adicionales y la estabilidad para invertir en los jugadores que creen que tienen calidad de estrella“, reza el comunicado oficial.

Mejoras salariales para jugadores y clubes

Según se ha confirmado, el salario mínimo anual de los jugadores LCS EU aumentará a 60.000€ al año, tanto rookies como veteranos. Prácticamente el doble de la cifra actual. Esto se debe gracias al nuevo reparto económico, que ayudará a las organizaciones a disfrutar de una mayor estabilidad pues buena parte de los sueldos los pagará la propia Riot del nuevo fondo de inversión. Un fondo gracias en gran parte a los acuerdos millonarios como el firmado BAMTech, perteneciente ahora a la Disney, así como a los ingresos recibidos por parte de los propios clubes.

  • El 35% de los ingresos estará destinado a los jugadores y a mantener sus salarios. En caso de que el sistema crezca más de lo esperado, el beneficio también será repartido con los jugadores aumentando sus salarios.
  • El 32’5% será para los clubes. Una parte se repartirá a partes iguales entre las organizaciones, y otra se destinará en función de resultados deportivos y diversos elementos como la buena conducta o el compromiso con la competición.
  • Finalmente, Riot se quedará el 32’5% restante para el mantenimiento de la competición y los gastos que supone la producción y la realización de los eventos presenciales.

Además de ello, Riot quiere seguir dando oportunidades a las jóvenes promesas del League of Legends. Aunque no han querido dar demasiados detalles, si que han anunciado que están estudiando diferentes maneras de desarrollar a estos nuevos talentos. Quizá con algo parecido a la Liga de Academias creada en la LCS NA.

Apertura de solicitudes

Desde este mismo miércoles 28 de marzo comienza la primera de las tres fases para hacerse con una de las diez plazas en la LCS EU 2019.

  • En la primera de ellas los clubes interesados, tanto actuales como nuevos, deberán presentar una solicitud exponiendo detalladamente sus planes financieros y deportivos. La fecha de presentación concluye el 1 de julio.
  • De entre todos los solicitantes, un selecto número será elegido para la segunda fase. Esta comenzará de forma inmediata, y hasta septiembre, en la que Riot revisará dichas propuestas, de manera presencial, con los diferentes representantes.
  • Por último, entre octubre y noviembre, probablemente finalizado el Campeonato del Mundo, Riot anunciará a las nuevas diez franquicias que formarán parte de la renovada LCS EU.

Por supuesto, solicitad al sistema de franquicias no será barato. Según informan en ESPN, los clubes que tengan plaza actualmente deberán abonar 8 millones de euros, cifra similar a la acordada el pasado verano de cara a la nueva temporada. Sin embargo las nuevas franquicias deberán abonar 10’5 millones de euros. Habiendo ya numerosos interesados como diferentes clubes de fútbol de gran potencial a nivel europeo, según fuentes cercanas a Jacob Wolf.

No hay comentarios

Dejar una respuesta