Compartir

Pasan las temporadas y en Korea hay un nombre que se sigue repitiendo: SK Telecom T1. La esperada final entre SKT y KT Rolster, que había sido catalogada como “El mejor partido del mundo”, se quedó algo descafeinada. La supremacía de los de Faker fue realmente apabullante.

El primer mapa fue el único en el que Smeb y compañía contaron con posibilidades. El toplaner destacó con Jayce, y Score firmó un gran early con Elise que mantuvo a KT por delante de SKT. No obstante, el Fizz de Faker causó estragos en las filas rivales una vez llegados a la media hora de partida y la partida se decantó para los vigentes campeones. Una cazada sobre Smeb terminó de sentenciar este primer asalto.

En el segundo mapa, Peanut fue absoluto protagonista con Lee Sin. Brilló a gran nivel, y KT Rolster apenas pudo responder a los destellos del jungla. Además, la composición de SKT, con doble escudo gracias a Karma (en manos de Faker) y Lulu, favoreció enormemente al Twitch de Bang, que destrozó en las teamfights del lategame.

Ya en la última partida, KT Rolster no estuvo a la altura. Faker apostó esta vez por Lulu, mientras que Peanut se vio obligado a jugar Graves tras el baneo a Lee Sin. Al jungla no le importó esto, ni mucho menos. Su despliegue de juego fue absolutamente abrumador para sus rivales, con una presión constante que incrementó la ventaja de SKT a grandes pasos. En media hora, el duelo ya había terminado.

De esta forma, SKT T1 se proclama campeón de la LCK por sexta vez, demostrando que son el equipo más en forma del mundo. La incorporación de Huni y Peanut parece haber mejorado todavía más, incluso, el nivel de este equipo. Salvo grandes sorpresas, su presencia en el MSI, que ya está asegurada, intimidará a cualquier rival al que se enfrenten los coreanos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta