Compartir

Seguramente no muchos se esperaban unos cuartos de final del Campeonato del Mundo como el que tuvimos el privilegio de vivir. Las quinielas se cumplieron con respecto a los equipos clasificados (salvo la sorpresa de SSG contra Longzhu) pero en la mente de muy pocos estaba el vivir tres series tan igualadas como las que vivió SKT ante Misfits, RNG ante Fnatic y Team WE contra Cloud9. El equipo americano tuvo en su mano el pase, aunque finalmente lo dejó escapar a pesar del 1-2. Todo por una primera partida que se le escurrió de entre los dedos en los instantes finales, pero en la que Sneaky se fue para casa con un nuevo récord en su palmarés.

En un primer mapa interminable que se fue hasta el minuto 54, después de 3 Nashors, 2 Dragones Ancianos, 16 torres tiradas y casi 100k de oro para cada uno, una última cazada sobre Jensen desencadenó una pelea muy favorable para el conjunto chino que puso el 1-0. Sin embargo la gran protagonista del mapa fue una Caitlyn que sumó más 96.500 de daño, es decir, 1,781 de daño por minuto (DPM), lo que supone un récord en la historia de los Mundiales para Sneaky a pesar de la derrota en ese primer mapa.

Tanto daño de poco le sirvió por culpa de esa última jugada, como tampoco para sumar un gran KDA pues terminó con un discreto 3/3/4, frente al 6/3/7 de Mystic con “apenas” 61.200 de daño, lo que decantó la pelea final con Kog’Maw, y a la postre la partida y la eliminatoria.

No hay comentarios

Dejar una respuesta