Compartir

El meme del cuarto puesto ya es historia para Team Liquid, un bloque que ha ido a más en la temporada regular hasta destrozar a Cloud9 y Echo Fox en la fase final para conseguir el billete a Miami con el favoritismo absoluto de llevarse el trono sea cual sea su rival.

En un split donde los favoritos han caído por su propio peso, la historia empieza a hacerle hueco al que puede ser el cuarto campeón diferente en la historia de la NA LCS de League of Legends y en una semifinal como esta es donde el quinteto de Team Liquid ha demostrado estar capacitado para todo.

Siempre dos pasos por delante de los movimientos de Echo Fox desde los picks and bans hasta el último movimiento en la Grieta del Invocador, TL ha dominado la semifinal incluso en la partida que ha sacado el carro Huni, indefenso en general ante el nivelazo de Impact en la calle superior.

Las estrellas de Echo Fox se han visto fuera durante toda la semifinal y conforme avanzaba la serie sus caras lo decían todo. Solo Huni tuvo momentos de lucidez con los que logró llevarse el segundo mapa tras un flanqueo crucial que de poco sirvió en el resto de partido con la paliza que le dio Impact.

A pesar de un buen inicio, Echo Fox no controló el primer mapa. Olleh dejó algunas de sus mejores jugadas de la semifinal con muy buenas iniciaciones con Allistar sobre Altec, crucial para el Nashor de Team Liquid. A partir de ahí Shen se volvió inseparable de la Caitlyn de Doublelift y encerrado en base los de Rick Fox poco pudieron hacer ante los 33k de daño del adc, que acabó 10/0/8.

La segunda partida la marca una sola jugada de Huni, que una vez más se marca un split espectacular y no llega a la final. Fenix comenzó a dejar destellos de su mal momento con Ryze (así toda las partidas) y mientras Pobelter se fedeaba con Swain, pero un flanqueo de Cho’Gath cambió la partida y provocó la remontada. El toplaner coreano tomó las riendas de los suyos sin un pick ofensivo y eliminó otra vez al medio rival y se quedó con todo de cara para ganar. Eso sí, Team Liquid estuvo muy cerca de dar el susto y ulti de Ornn a 5 rivales mediante, se sacó un ACE de la manga con quadra de Ashe que estuvo cerca de poner el 2-0.

La falta de adaptación de Echo Fox en la selección de campeones se notó sobre todo en los dos últimos mapas, donde ni hubo ideas ni soluciones a una situación en la que Huni debería haber llevado las riendas y no hacía otra cosa que sufrir con picks como Shen.

Con composiciones de asedio en los primeros minutos, Echo Fox no consiguió en ningún momento imponerse e incluso dejó momentos surrealistas, como el momento de pushear las tres líneas cuando el rival te está tirando dos inhibidores en un 5v2.

Fenix, Adrian y Altec demostraron estar muy por debajo de su nivel y se tiltearon en extremo desde esa tercera partida, donde el equipo marcó su limite y se vio totalmente eliminado con opciones todavía de remontar.

Brilló Doublelift, pero sobre todo lo hizo Impact, que borró en todo momento a Huni en el 1v1 e incluso se impuso en los aspectos ofensivos sorprendiendo constantemente a sus rivales, en la cuarta partida con muy buenos intercambios con Sion.

 

 

Los tres grandes favoritos para este split de primavera en Norteamérica (Cloud9, TSM y Echo Fox) se han caído por su propio peso y dos de ellos se han quedado en el camino debido al gran nivel de Team Liquid, que parece estar varios escalones por encima de Clutch Gaming o 100 Thieves, los otros dos semifinalistas.

Lo deprimente es ver cómo jugadores profesionales se tiltean a ese nivel en partida y es que las caras del quinteto de Echo Fox lo decían absolutamente todo por si mismas, una falta de cohesión que sí se vio en sus rivales y que definió por completo la semifinal. Y sí, Huni terminó jugando Shen.

No hay comentarios

Dejar una respuesta