Compartir

La historia de Doublelift, el ambientazo en Miami y las expectativas por conocer cuál sería el cuarto campeón en la historia de la LCS en Norteamérica cayó en solo tres mapas debido al nivel ofrecido por Team Liquid, que arrasó en todos los aspectos hasta hacerse con el split de primavera en este 2018 y poner el primer gran título en las vitrinas del club.

El meme ha dejado paso al éxito. Team Liquid era favorito y sumaba todos los condicionantes para tumbar al campeón de la temporada regular en la gran final, pero la manera en la que han destrozado a 100 Thieves demuestra la superación del bloque en la primera parte de la temporada.

Miami fue parte del espectáculo y es que el público demostró estar mucho más encendido que en otras fases finales, alabando no solo a los jugadores en la presentación (lo de Doublelift fue descomunal), sino cada uno de los asesinatos y logros en partida.

El primer golpe fue mental, porque in-game fue verdaderamente el único que controló 100 Thieves hasta que llegó el Nashor. Meteos tenía en sus manos el early y aunque apareció, no fue determinante, pero es que vio cómo le quitaban el bufo estando 5v3. Impact (Singed) focuseó al jungla de los ladrones mientras Xmithie se marcó una de las jugadas de la final con una jugada sobre la piña con dash para robar el Nashor y cerrar la partida.

Ahí se acabó todo, push de Team Liquid con triple de la Caitlyn de Doublelift y golpe moral para los de Arhancet. El dato, 17k de Doublelift en una partida que no llegó a los 30 minutos.

El segundo mapa fue un choque centrado en la midlane. Azir y Taliyah copaban todas las miradas con pequeñas escaramuzas por parte de ambos bandos, pero los roameos de Pobelter y Xmithie terminaron siendo mejores. El medio de Team Liquid construyó su MVP con una gran jugada en el Nashor después de ver cómo Impact caía tras un gran muro de Taliyah, tirando la ulti de Azir a 4 rivales y destrozando de nuevo el mapa en un solo movimiento.

Nashor en el 20 unido al heraldo, dos inhibidores que cayeron en segundos con tres dragones de tierra y daño gratuito de Doublelift con Tristana con 10k de oro por encima para TL. Muy fácil.

El mapa decisivo estaba en manos del Gnar de Ssumday, pero el toplaner no pudo carrilear la partida a pesar de ponerse con tres kills frente a Maokai. Pobelter hizo lo que quiso por todo el mapa de nuevo con Azir y favoreció que los suyos se llevaran todos los objetivos en el early.

Xmithie también estuvo muy fino con las ultimates de Skarner (bien podría haber sido él el MVP) y las buenas decisiones acabaron en un Nashor 5v5 muy limpio que más parecía de un Bo1 que de una final en la que 100 Thieves no supo reaccionar. Xmithie tiró de flash con ultimate para abrir inhibidor, Doublelift clavó todas las definitivas de Jhin…y a levantar el primer título de la historia de Team Liquid.

El merecido MVP fue Eugene ‘Pobelter’ Park, una auténtica bestia en la segunda y tercera partida con Azir, dejando ultimates descomunales como esta, donde cambió el rumbo de la partida en el Nashor para colocar el 2-0 en el marcador.

No hay comentarios

Dejar una respuesta