Compartir

Menudo espectáculo se preparó en el AccorHotels Arena de París. Aunque el plato fuerte se reservaba para el domingo con la gran final de la LCS EU, el partido por el tercer y cuarto puesto entre Fnatic y H2K contaba con un morbo especial. No había mucho en juego más allá del premio en metálico y el honor, pero ambos equipos pelearon por la victoria brindando al público francés una gran serie.

La primera partida fue para un H2K muy superior a Fnatic. Volvían a aparecer las dudas sobre Rekkles (nombrado MVP del split) y compañía después de aquella decepcionante victoria ante Misfits. Sin embargo, el primer recital de Febiven no se instaló como tónica general. Rekkles y Caps tomaron las riendas en el segundo mapa, arrollando a un H2K falto de ideas y demostrando su verdadero nivel. Tras media hora de encuentro, la serie se igualaba (1-1).

La tercera partida fue muy similar. Broxah protagonizó las acciones iniciales, apoyando a todos sus compañeros durante la fase de líneas y realizando grandes acciones en las batallas grupales junto a sOAZ. Pero quienes volvieron a brillar fueron Caps y Rekkles para adelantarse en el marcador de la serie.

Las sensaciones eran muy favorables para Fnatic. H2K dejó clara su pobre toma de decisiones en dichos mapas, pero Jankos y compañía no habían pronunciado sus últimas palabras. El jungla ayudó a que Odoamne se hinchara desde la toplane, aunque en el resto de líneas también dominaba H2K. Con este gran early game, Fnatic enseguida se vio encerrado en su base. Sin embargo, gracias a la gran limpieza de oleadas de Rekkles, Fnatic resistió los numerosos envites de sus rivales durante bastantes minutos. Aun con todo, terminaron sucumbiendo en una partida muy vistosa y entretenida. Quinta partida en París.

Se la jugó Jankos con la elección de Kayn para esta partida decisiva, y no le funcionó. H2K perdió el control de forma muy temprana, en parte gracias a las cuestionables acciones de Chei, y el nerviosismo llegó a sus jugadores. De nuevo, la pesadilla de Caps y Rekkles dominando volvía a acosar a H2K. No consiguieron despertar de este mal sueño. El joven midlaner de Fnatic despuntó con sensacionales Ondas de choque y Rekkles, también MVP de la serie, propinó el daño restante. Con gran contundencia, Fnatic se llevó esta quinta partida para asegurarse la tercera plaza del Summer Split en la LCS EU.

No hay comentarios

Dejar una respuesta