Compartir

Los Worlds de 2015 fueron un punto de inflexión para el League of Legends norteamericano. CLG, TSM y Cloud 9 fueron eliminados en fase de grupos, lo que provocó que en vez de producirse una situación de desdén o de hastío para con la escena competitiva del videojuego de Riot Games, haya habido un boom económico y de atención en los Estados Unidos. El desembarco de grandes inversiones como la de Shaquille o’ Neal en NRG o Rick Fox con Echo Fox además de la llegada de la gran pareja de Fnatic, Huni y Reignover, dejó a las claras que USA no quería volver a quedarse fuera en las primeras de cambio.

Los esfuerzos para que la región mejorara llegaron incluso desde Riot Games cuando se adoptó el formato de mejor de tres en la competición norteamericana, a más partidos, más oportunidad de mejora, tanto para jugadores como para cuerpo técnico. Con estas mejoras, el equipo más querido de occidente, Team SoloMid afrontó el split de verano como la oportunidad de dar un puñetazo en la mesa ya en su región, pero teniendo en mente los mundiales de este año 2016 como objetivo final en el horizonte.

Biofrost, un debutante, ocupó el puesto de un Yellowstar que no dio la talla, convirtiéndose rápidamente en ya no solo el mejor rookie de la competición, si no en uno de los mejores jugadores de toda la LCS NA. Haunzter, Doublelift y Svenskeren recuperaron su mejor forma y lo más importante, Bjergsen asumió su rol como uno de los mejores jugadores ya no solo de occidente, si no de todo el mundo; todo iba sobre ruedas, el clasificarse a los Worlds que se jugarían en su país y no fue un problema y los entrenamientos previos en Corea les situaban como favoritos entre los propios contendientes.

Anoche Royal Never Give Up sentenció a TSM y a falta de Cloud 9 como última esperanza americana tras el también descalabro de CLG, la derrota de Team SoloMid ha sido la derrota de un modelo, el modelo americano de aportar dinero e infraestructura, de crear un crisol de culturas que se muevan como una en la Grieta del Invocador. La pregunta es, ¿Y ahora que?, si la plantilla más poderosa de la historia de NA según muchos ha fracasado a las primeras de cambio, ¿Que puede hacer ahora el sueño americano para recuperar la ilusión?. No se sabe la respuesta a esa pregunta, pero si que la respuesta será posiblemente la misma, dólares.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta