Compartir

Encontrar a las futuras leyendas del deporte es algo que se toman muy en serio en el país estadounidense. Los jóvenes deportistas más prometedores son rifados cada año entre las mejores universidades para que estos defiendan sus intereses deportivos. Sin embargo ya no hablamos de los clásicos quarterbacks y demás demarcaciones de futbol americano, si no de toplaners, midlaners, supports… Muchas universidades privadas ya ejercían esa actividad de becar a las promesas de los eSports, pero la UC Irvine acaba de hacer historia siendo la primera universidad pública en becar los estudios de sus jugadores de League of Legends.

Hace apenas unas semanas, la propia Universidad de Irvine en California también hacía historia al ser la primera universidad pública americana en crear una Arena de eSports para su comunidad gamer y para el correcto desarrollo de sus jugadores. De los jóvenes más brillantes y habilidosos, cinco han sido seleccionados para el equipo oficial de la universidad, recibiendo 15.000 dólares como beca deportiva con la que costearse los estudios, además de el privilegio de quedarse para ellos los posibles premios que ganen en torneos.

Estas becas funcionarán de la misma forma que el resto de becas deportivas universitarias, considerándose a los jugadores becados como atletas universitarios. Lo que conlleva también sus responsabilidades como mantener un buen promedio de notas, prácticas obligatorias y concentraciones antes de cada partido.

No hay comentarios

Dejar una respuesta