Compartir

La LCS europea estaba en busca y captura de nuevos talentos tras la huida masiva a Norteamérica y bien podría haber encontrado a referentes en este renovado roster de Team Vitality, donde Jiizue y Gilius no solo ganan partidas, sino que forman un espectáculo que de momento coloca a los suyos como líder indiscutible de la clasificación.

No puede ser casualidad que después de ganarle a Giants Gaming y a H2K, ahora haya batido a uno de los mejores equipos del continente, un Fnatic que apenas ha hecho cambios tras la temporada pasada y que se ha visto superado en la calle central.

La primera sangre es un ejemplo perfecto de la sinergia que tiene este quinteto después de tanto tiempo junto en Giants, porque ese diveo de Gilius con Zac es puro espectáculo, pero es que el flanqueo de Cabochard en el segundo asesinato habla a la perfección de la integración del toplaner al equipo.

Y así hasta la tercera kill, todas para el Azir de Caps, totalmente desactivado en un inicio dominado por Team Vitality al que respondió bien Fnatic, pero no lo suficiente y es que el midlaner italiano se sacó de la chistera varias solokills de primer nivel, sobre todo un 1v2 en botlane que provocó la explosión de YamatoCannon.

Pero lo mejor está por llegar. Cuando la partida se atascó un poco en el late a pesar de la superioridad de Team Vitality, el call final fue determinante. Fnatic apuró sus opciones hasta llegar al minuto 40 de partida gracias a un robo de Nashor de Broxah, pero Jiizuke tenía guardado un último as bajo la manga.

El equipo entero se fue al Dragón Anciano y cuando atrajo la atención de Fnatic, Jiizuke se fue a bot (línea muy pusheada) para poner rumbo al backdoor con el que cerró la partida junto a Cabochard (Teleport), un final inmejorable que cuaja la tercera victoria en tres encuentros.

Team Vitality es una realidad, una posibilidad para cambiar Europa y poner patas arriba la competición más importante del continente, para refrescar nombres y sobre todo la expectación del aficionado para engancharse con jugadores como Gilius, Jiizuke o MInitroupax, un auténtico espectáculo dentro y fuera de la Grieta del Invocador

No hay comentarios

Dejar una respuesta