Compartir

Los tanques de League of Legends están de enhorabuena. El Parche 8.16, uno de los últimos antes del Mundial 2018, ya está implementado en el juego. Con él, los primeros cambios destinados a seguir la hoja de ruta que ya anunciara Riot: Reducir el daño dentro de la Grieta del Invocador.

Con el objetivo final claro, Riot ha decidido tomar dos caminos distintos en este parche: reducir el daño de las runas ofensivas y aumentar la resistencia de los tanques, en especial de aquellos que menor importancia estaban teniendo en el meta. Electrocuta, Celeridad, Golpe repentino, Golpe bajo y Piroláser han visto mermada su potencia ofensiva, y en algunos casos de una forma bastante severa. Especial es el caso de Invocar a Aery, que ha recibido un descenso del daño y un aumento del escudo que otorga al portador.

Por si esto no fuera suficiente, Amumu, Leona, Nautilus, Rammus, Sion y Tahm Kench (siendo este último el único habitual en competitivo) han recibido mejoras en las estadísticas de su kit defensivo. Estos cambios, aunque leves, seguirán desarrollándose en futuros parches.

Además, Riot ha decidido tocar a dos de los campeones con más presencia del competitivo: Zoe y Rakan. El apoyo verá reducidas su vida y armadura base, mientras que el Aspecto del Crepúsculo recibirá un severo recorte en el poder de su habilidad pasiva. Por último, el hechizo de invocador Curar tendrá treinta segundos menos de enfriamiento.

No hay comentarios

Dejar una respuesta