Compartir
Análisis de la carta Príncipe Malchezaar

La nueva aventura de Hearthstone “Una Noche en Karazhan” nos ha mostrado ya buena parte de sus primeras cartas y, como era de esperar, la expectación es máxima, sobre todo después de conocer 4 de sus esperadas legendarias. No obstante, hay una carta que ha robado la atención de todos los jugadores: el ‘Príncipe Malchezaar‘.

Esta legendaria 5/6 es, de momento, la que más expectación ha levantado entre la comunidad de Hearthstone por 3 razones claras: su magnífico diseño, su bajo coste para ser una 5/6 y su habilidad principal: cuando la partida empieza, añade 5 esbirros legendarios a tu mazo -en lo que a todas luces es un efecto pre-mulligan-. Os preguntamos: ¿quién no se ha llevado las manos a la cabeza al leer esto?

Carta Príncipe MalchezaarEsta claro que Blizzard acaba de servirnos una ración extra de hype con la carta ‘Príncipe Malchezaar’ en una táctica que no es extraña en la compañía de la tormenta. Sin ir más lejos, en la anterior aventura de Hearthstone -La Liga de los Expedicionarios-, pudimos disfrutar de ‘Elise Buscaestelar‘, una carta que nos permitía desarrollar un metajuego que convertía todo nuestro mazo en cartas legendarias. ¡Todo un mazo de legendarias! ¿Recordáis el revuelo? No hubo ningún jugador que no planeara 20 mazos con Elise y el metajuego adecuado para activar las sinergias adecuadas. Sin embargo, hoy en día vemos pocos mazos competitivos que cuenten con esta divertida carta -lo cual no quiere decir que sea mala, en absoluto-.

Volviendo al tema que nos atañe, ‘Príncipe Malchezaar’ es la ‘Elise Buscaestelar’ de ‘Una Noche en Karazhan’, al menos en lo que a hype se entiende. No obstante hay buenas razones para pensar que este demonio puede ser un añadido importante a mazos competitivos, sobre todo a los tan populares mazos de control a los que no sólo puede aportar un posible aumento de ‘value’, sino que dará una ventaja clara en la carrera por fatiga. Guerrero Control, Paladín N´Zoth… un simple aumento en el mazo que llegue hasta las 35 cartas, otorga una ventaja importante. Si a eso le sumamos la probabilidad de que aparezca una legendaria decente, significa que podemos estar delante de un nuevo game changer.

Es más, si nos ceñimos a la pura estadística y aceptamos su aletoriedad, tener a Malchezaar puede suponer una defensa férrea contra mazos de tipo Aggro, ya que podemos centrar el mazo en mecanismos de defensa y sinergias, dejando estas 5 legendarias, junto a alguna reservada para cerrar la partida. Eso sí, no lancemos campanas al vuelo porque como bien sabréis, un aumento en el número de cartas del mazo puede incurrir en que tu baraja reaccione más lenta a la estrategia del rival. La explicación es clara: al hablar de un mazo 30+5 la probabilidad de interrumpir el tempo robando una carta inútil, para ese momento de la partida, es superior que la de un mazo de 30 cartas tradicional. Además, la probabilidad de robar las cartas que vas necesitando para armar tu estrategia también disminuye.

Fatiga Malcheezar
La fatiga se va a acabar

Sin embargo, que hayamos pensado automáticamente en la sinergia con mazos de control puede deberse a su popularidad, porque en cuanto a potencial no podemos obviar las aplicaciones a mazos de Brujo. Las razones son obvias: Malchezaar es un demonio, provocando sinergias claras con algunos hechizos importantes de varios mazos populares. Y no sólo eso, ya que tenemos que pensar en su posibleen idoneidad para mazos agresivos como  la Zoo de Brujo. En un arquetipo de mazos que puede quedarse sin recursos fácilmente, aunque la habilidad de Brujo permita seguir robando, añadir algunas cartas más podría dar un empujón a la baraja, siempre y cuando las legendarias que haya dado sean aceptables, lo que no está asegurado. ¿Y por qué no mazos de descarte? No parece una casualidad que el ‘Diablillo de Malchezaar‘ nos permita robar una carta por cada descarte y que la legendaria que nos atañe nos permita añadir nuevas cartas a un mazo que puede sufrir la pérdida de piezas clave.

Definitivamente, hablamos de un 5/6 que, bien usado, nos brinda la oportunidad de potenciar nuestro juego o incluso tener una oportunidad contra mazos lentos si la partida no va bien. Puede que dentro de unos meses recordemos esta expectación como la de un nuevo juguete roto, pero una cosa si que parece segura: preparaos para jugar contra decenas de mazos, al menos al inicio de la expansión, con el ‘Príncipe Malchezaar’.

¿Y vosotros? ¿qué posibles aplicaciones le véis a esta carta?

No hay comentarios

Dejar una respuesta