Compartir
apuestas esports
apuestas esports

A medida que aumentan los torneos en toda clase de eSports, también surgen apuestas ilegales que buscan beneficios directos a partir de competiciones, como está ocurriendo en el caso de Counter Strike: Global Offensive.

Numerosas casas de apuestas se están organizando para cambiar este sistema, conscientes del filón económico en el que los deportes electrónicos se están convirtiendo. Como buen ejemplo de este cambio de mentalidad, el profesional del rugby Dylan Walker es un convencido absoluto de la necesidad de esta profesionalización, aún a pesar de la posible pérdida de miles de espectadores en partidas.

Pinnacle Sports fue la pionera en 2010, y ahora comenzarán a unirse las casas de apuestas profesionales: Bet365, William Hill y Bodog ya permiten este tipo de apuestas, con la idea de sentenciar a muerte a los mediadores ilegales. En España, el sistema online de apuestas llegó a finales de 2014 con la plataforma Luckia, con representación para los eSports más relevantes CS:GO, LOL, Dota2, Starcraft II.

Esto no sólo es una señal del impacto tan fuerte que ya generan los deportes electrónicos en el mundo, sino de cuantas empresas entienden que su monetización y rentabilidad van ya más allá de las propias competiciones, igual que ha ocurrido siempre con otros deportes. Es más, se estima que la audiencia potencial sea de al menos 15,4 millones de espectadores en 2020, sumando más de 23.000 millones de dólares en apuestas.

Muchas webs nos brindan también consejos para saber a que apostar y como hacerlo, permitiendo a sus usuarios convertirse en completos estrategas de los resultados en torneos de League of Legends o del propio Counter Strike. Desde aquí lo mínimo que podemos hacer es recomendar moderación, y si no se te da bien, no arriesgues mucho.

No hay comentarios

Dejar una respuesta