Compartir

Continúa la polémica sobre el mayor control del Ministerio de Cultura chino sobre os contenidos en Internet. Hace unos días hablábamos de la nueva norma que se impondrá a los desarrolladores para que dejen claro el contenido exacto de las cajas de premio dentro de sus títulos. Ahora, también se impondrá normas sobre los streamers.

Según la nueva regulación, que se aplicará el día 1 de enero, todos los usuarios de la red que cuelguen retransmisiones en vivo deberán estar registrados con sus nombres reales, sin poder utilizar motes u otras identificaciones que prefieran.

Según el texto de la nueva aplicación, revelado por Marbring Consulting, “los operadores de plataformas online tendrán que aplicar la división provincial del MOC y obtener una licencia para ofrecer contenidos en la red, y los que no dispongan de la capacidad de auto censurarse con rigurosidad o estar continuamente monitorizados tendrán prohibido seguir actuando desde un canal comunicativo. Se requerirá un registro con su nombre real con identificación válida, y deberán pasar una entrevista para verificar ese registro“.

El analista de Niko Partners Daniel Ahmad ha publicado a su vez en Twitter otro nuevo dato preocupante: no se podrán ofrecer contenidos de juegos no aprobados legalmente.

La severa decisión del ministerio puede afectar de manera importante al sector de los eSports en China, sobre todo en aquellos juegos que no tengan su aprobación directa para ofrecer sus contenidos. Juegos exitosos como GTA V están vetados en el país, y ningún streamer puede ofrecer contenidos del mismo en su canal.

No queda claro hasta que punto afectará a aquellas compañías que si tienen permiso para operar, como son Activision Blizzard, Tencent o Perfect World, pero a ellas tampoco les viene muy bien este tipo de acotaciones y que se recrudezca el cerco de forma tan radical.

No hay comentarios

Dejar una respuesta