Compartir
sing
sing

El periodista de PVPLive.net, James ‘Obscurica’ Chen, ha destapado en un artículo publicado para su medio la existencia de graves conflictos internos y de intereses en el seno de la compañía desarrolladora de League of Legends, Riot Games, y en concreto en su departamento de eSports.

Atendiendo a las fuentes que cita Chen, existirían graves diferencias entre el director de eSports de Riot Whalen Rozelle y el director de negocios Jarred Kennedy, lo que implicaría una “falta de liderazgo y guía en el desarrollo de un ambiente favorable para los equipos que participan en sus competiciones“. Según esas mismas fuentes las políticas de Riot “se han ido volviendo inexplicables desde el inicio de la LCS” y esto ha provocado la salida de tres encargados de Ligas en tan sólo tres años.

Además, las fuentes de Chen también aseguran que las decisiones que ha ido tomando Riot sobre quién debía hacerse cargo de la gestión del sector de eSports no estaban motivadas por la capacidad, sino más bien por el “amiguismo”. “Si le gustas a alguien clave de la compañía, tendrán tu opinión en cuenta”, afirman. Denuncian que Rozelle no tenía ningún conocimiento previo acerca de la creación y gestión de torneos o eventos y que acabó en la dirección no por su capacidad sino por su cercanía a Dustin Beck, hermano del fundador de Riot Games Brandon Beck.

De igual forma, Dustin Beck tampoco parecía tener ningún conocimiento previo acerca del mundo de los eSports, siendo asignado, sin embargo, al desarrollo de la escena competitiva. “Creo que Beck se sentía sobrepasado por toda la información nueva a la que tenía que hacer frente. Él nunca había trabajado en eSports, en videjuegos, diseño u organización de eventos” comenta una de las fuentes de Chen.

Y sin embargo, parece ser que gracias a la intervención de Beck Rozelle fue escogido por la dirección para dirigir la estrategia sobre eSports de la compañía. “En mi opinión, mucho de los problemas que nos hemos encontrado vienen de la incapacidad de Whalen de tratar con los contratiempos“, asegura una de las fuentes de Chen. “El departamento encargado de las Ligas estaba bajo de personal, y además eran incompetentes”.

El artículo de Chen sigue desgranando la incapacidad de los encargados de la escena competitiva de hacer frente a una panorama cambiante. “En mi opinión dudo que alguno de los equipos de la LCS NA sean rentables. Están perdiendo dinero. Y los que consiguen rentabilizar la inversión es porque son organizaciones que participan en varios eSports”, asegura una de las fuentes. Recientemente se conoció el enfrentamiento entre Andy Dinh, propietario de Team SoloMid, y Marc Merrill, de Riot Games, debido a la falta de ingresos suficiente para que los equipos pudieran progresar de forma adecuada.

A raíz de este enfrentamiento y de la molestia de muchos equipos sobre la inestabilidad de la escena competitiva, Rozelle quiso dejar claro que estaba en constante comunicación con las organizaciones para resolver todos los problemas que se planteasen. Una de las fuentes de Chen desmiente la afirmación. “En mis tiempos sólo hubo una conferencia con el propietario de un equipo, sólo una. Esa fue toda la comunicación en seis meses”, asegura.

Conflicto de intereses

Según publica también el periodista de PVPLive.net, la falta de visión en el desarrollo de la escena competitiva de League of Legends no es el único de los males que aqueja a Riot y, en concreto, a su director de eSports, Whalen Rozelle.

Según asegura una de las fuentes de Chen, el conflicto entre la LCS y el comentarista y ex propietario de Renegades Banditos, Cristopher ‘Montecristo’Mykles, salía directamente del despacho de Rozelle. Es más, Chen afirma en su artículo que existe la sospecha de que la venta de Renegades fue forzada por Rozelle para beneficiar a compañías con las que el propio Rozelle tenía afinidad, aunque afirma que no tiene pruebas suficientes para asegurarlo rotundamente.

Lo que sí parece ser cierto es la animadversión que Rozelle tenía hacia Montecristo. Una de las fuentes de Chen asegura que cuando se entrevistaba a nuevos “casters” para la LCS se les preguntaba sobre si era mejor analista Montecristo o Jatt. “Si respondías que preferías a Monte, Rozelle paraba la entrevista para explicarte por qué estabas equivocado”, afirma la fuente.

Lo cierto es que Montecristo ha corroborado a través de su cuenta de Twitter que ya sabía de este hecho de primera mano.

Tormenta en las redes sociales

Además del propio Montecristo, que suscribe palabra por palabra el artículo de Chen, muchas otras voces relacionadas con la LCS y los eSports han empezado a reaccionar en redes sociales acerca de la implicación que tiene la información revelada por el periodista.

Una de las figuras más prominentes de los eSports, Duncan ‘Thorin’ Shield, ha querido marcar diferencias con Riot Games y ha asegurado que su futuro no está ligado en absoluto a lo que ocurra con League of Legends.

El propio Chen ha tenido que dar explicaciones desde el momento de la publicación de su artículo al sentirse atacado por sacar a la luz esta información.

También han salido algunos personajes importantes de la escena a defender el trabajo de Chen. Es el caso de Marcel ‘Dexter’ Feldkamp, antiguo jugador y actual redactor de The Score eSports.

Otros, sin embargo, han salido en defensa de Whalen Rozelle y han desmentido la imagen que Chen da en su artículo sobre él.

No hay comentarios

Dejar una respuesta