Compartir

La compañía de streaming en vivo Azubu adquirirá a la plataforma Hitbox para mejorar su alcance global dentro del broadcasting, lo que ha generado cierta sorpresa por las informaciones que apuntaban que la empresa adolecía de problemas financieros.

Según Los Angeles Times, la operación ha podido llegar a costar unos diez millones de dólares, haciéndose así con los servicios de uno de sus rivales más directos. Aunque sigue resultando extraño, son varias las fuentes que confirman la información como correcta.

Azubu debía más de 59 millones de dólares al final de 2015, lo que aumenta la incredulidad por poder permitirse la compra de Hitbox. Desde entonces, las cosas han cambiado mucho dentro del organigrama, con Mike McGarvey en el cargo de SEO desde mayo y principal responsable de la nueva fusión realizada con Hitbox.

Según LA Times, es la presencia de McGarvey lo que ha permitido la recuperación de Azubu. Otra causa asociada está en que dejaron de retransmitir los partidos de League of Legends por el encarecimiento de los derechos de retransmisión, más cercano ahora a los 3 millones de dólares según el reportaje.

La asociación con Hitbox permitirá a la empresa convertirse en una de las cabezas visibles del sector a pesar del peso aún existente de Switch y los contratos de la ESL Pro League con Youtube, sin olvidar las intenciones de Facebook de entrar también dentro del entorno más pronto que tarde.

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta