Compartir

Uno de los grandes culebrones del verano en el panorama futbolístico como es la salida de Neymar del FC rumbo al París Saint-Germain, tras el pago de su clausula de rescisión de 222 millones de euros, ha creado un efecto rebote en la escena de los videojuegos, en especial creando problemas a Konami con respecto a la promoción de Pro Evolution Soccer 2018.

El astro brasileño lleva un par de años como imagen principal de PES. En 2016 protagonizó la portada con la elástica brasileña y en 2017 junto a algunos de sus compañeros blaugranas. Para este 2018 la idea de Konami era similar al del pasado año, estando protagonizada por Luis Suárez, Iniesta, Sergi Roberto o Rafinha (dependiendo de la versión), Messi, y el propio Neymar, quien es la estrella destacada en muchas de las promociones.

Todo esto deberá cambiar, pues antes del lanzamiento de PES 2018 previsto para el próximo 12 de septiembre, Konami debe poner en marcha unos rápidos y numerosos cambios en cuanto al marketing. Sus campañas publicitarias, las imágenes interiores del propio juego, vídeos, portadas etc… deben ser ahora modificadas acordes a la realidad, finalizada ya la etapa de Neymar como jugador del FC Barcelona.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta