Compartir

La lucha contra los comportamientos inadecuados como el acoso o el abuso siempre ha estado implantado por las desarrolladoras en sus títulos. Los códigos de conducta, como el Código del Invocador de Riot Games, es la medida más usada y conocida de prevención de este tipo de comportamientos. O al menos lo era hasta ahora.

Hasta treinta compañías relacionadas con los videojuegos y los deportes electrónicos han formado una coalición denominada The Fair Play Alliance, que pretende aprender y estudiar las comunidades de jugadores para cortar de raíz los llamados comportamientos inadecuados. Entre los miembros de la coalición están Riot Games, Blizzard, Epic Games, CCP Games o Twitch.

Kimberly Voll, diseñadora técnica senior de Riot, ha señalado que el objetivo de esta alianza es el de crear un conjunto de comportamientos adecuados entre las distintas compañías, así como estudiar las causas fundamentales de los malos comportamientos de algunos jugadores. Asimismo, Voll ha señalado que esta es una oportunidad única para que las compañías trabajen juntas superando las diferencias culturales, y encuentren su propio camino para crear una comunidad online sana.

La primera aparición oficial de The Fair Play Alliance fue ayer miércoles en la Game Developers Conference de San Francisco. Allí, creadores y desarrolladores de las grandes compañías de videojuegos online tuvieron la oportunidad de compartir experiencias y sugerencias de mejora.

No hay comentarios

Dejar una respuesta