Compartir

Los eSports siguen su camino hacia la expansión global. Esta vez ha sido McLaren, con iniciativa Shadow Project, la que ha iniciado el camino para incluir a Oriente Medio en sus próximos proyectos. Para ello, una región del oeste asiático participará en las finales del Shadow Project, que tendrá su sede en las instalaciones de McLaren  en Woking, Inglaterra durante el próximo mes de enero.

El director de eSports de McLaren, Ben Payne, anunció que la iniciativa se llevaría a acabo en asociación con TIG Holdings, con el objetivo de expandir los eSports por el todo el Consejo de Cooperación del Golfo. McLaren tiene una estrecha relación con la zona, sobretodo con Bahréin, ya que muchos de sus patrocinadores son grandes empresas de la región.

Oriente Medio es una región en el que los eSports apenas están arrancando. Salvo Turquía, que hace años que cuenta con competiciones propias, el resto de países apenas han tenido impacto en el sector hasta este mismo año.

El proyecto, presentado el pasado mes de julio, consiste en diferentes competiciones de SimRacing, con clasificatorios abiertos para mayores de 18 años. Los títulos usados son Real Racing 3, Forza Motorsport, iRacing y rFactor 2; en distintas plataformas como Xbox, móviles o PC. Además HTC Vive permite a los jugadores competir a través de la realidad virtual.

No hay comentarios

Dejar una respuesta