Compartir

Después de un inicio de año prometedor para Tencent tras conseguir cerrar 2017 con sus mejores registros en bolsa y alcanzando su mayor pico en enero de 2018, las acciones de la gigante China desde entonces han caído un 13%, lo que se traduce en unos 78 billones de dólares aproximadamente.

Tencent tiene que lidiar con su competencia directa Alibaba Group, provocando un aumento significativo en los costes que han crecido un 72% en el cuarto trimestre de 2017 y provocando un margen bruto por debajo del 47% por primera vez. Sin embargo, lo que realmente preocupa a los analistas es que con este trimestre, la compañía continúa por un camino de rentabilidad decreciente desde el primer trimestre de 2015 según se puede comprobar en la compilación promediada de Bloomberg.

Por tanto, estamos ante una situación muy común en cualquier empresa donde las distintas inversiones realizadas pueden afectar el margen de la compañía. Sin embargo, los eSports parecen una apuesta segura de cara al futuro y seguramente esta situación cambie a corto plazo.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta