Compartir

La llegada de Oasis a Overwatch podría ser un simple mapa más en lo que se refiere a puntos de control, pero no, Blizzard ha querido innovar mandando un mensaje claro a jugadores: nadie conduce bien en el universo Overwatch y eso lo vas a pagar si vas como un descerebrado en Oasis.

El único retazo de vida en los actuales mapas de Overwatch quedaba en barcos lejanos que veíamos en movimiento, pero hasta ahora no había interacción directa con los héroes. Ahora en cambio la carretera de Oasis será un punto de encuentro para las batallas y los troleos, ya que si te cruzas con cualquier coche, automáticamente caerás.

Oasis ya está en el Reino Público de Pruebas (RPP) donde se está testeando antes de dar el salto definitivo. Con muchas novedades, la gran novedad del mapa son los riesgos, ya que además de varios puntos con tendencia a caer al vacío, la carretera es sin duda el punto fuerte sobre el que disfrutaremos en los próximos meses de centenares de vídeos con múltiples kills inesperadas.

A pesar de que los puntos de control funcionan muy bien, sí se echaba en falta un punto de novedad y ahí Blizzard está trabajando con mucha rapidez como bien se ve en este nuevo mapa, cuya descripción es la siguiente: “Oasis es una de las ciudades más avanzadas del mundo, una joya brillante que se levanta en el desierto árabe. Un monumento al ingenio humano y la invención, investigadores y académicos de toda la región se reunieron para fundar una ciudad dedicada al progreso científico sin restricciones. La ciudad y sus habitantes están gobernados por los Ministerios, un grupo de mentes brillantes que poseen muchos secretos que han atraído el interés de poderosas organizaciones de todo el mundo”.

A pocas horas de que comience la tercera temporada del competitivo de Overwatch, los jugadores se siguen preparando (Soldado 76 y D.va están rotos ahora mismo) para crecer de cara al nuevo posicionamiento. Eso sí, hay que estar atento a los próximos parches, que quizás haya sorpresa navideña.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta