Compartir

El resultado del Atlantic Showdown se ha salido de todos los pronósticos. Los equipos más fuertes han ido cayendo poco a poco en el torneo y la victoria final ha sido para Rogue, un club muy reciente tanto de Overwatch como de CS:GO que empieza a dar mucho de que hablar.

Aparecieron en abril de este mismo año, sin muchas pretensiones salvo disfrutar del juego y jugar todo lo posible, esos son los ideales que promueven. Aunque su sede se encuentra nada más y nada menos que en Las Vegas, todos sus jugadores son europeos (Tviq, aKm, uNKOE, winz, KnOxXx y Reinforce, quien además es el mánager) y no habían jugado para ningún otro equipo previamente a Rogue, especializados completamente en Overwatch.

Aún así, están los segundos en el ranking mundial de GosuGamers y primeros en Europa después de haber participado en numerosos torneos en estos cuatro meses que llevan en activo, puesto que se han ganado tras sus buenos resultados en el Atlantic.

En las previas, todos los medios apuntaban a Team EnVyUs como el gran favorito, quien había destacado más hasta ahora, primeros en el ranking mundial y primeros en Norte América. En cuanto a Europa, todos señalaban a Misfits como el equipo más destacado para vencer a todos sus rivales. Pero al final, su ausencia en el bootcamp previo a la Gamescom les ha pasado factura, así como su dificultad para afrontar jugadas más inspiradas y desconcertantes.

Aún así, se ha hablado de Rogue como un rival a tener muy en cuenta, un equipo algo desequilibrado, alocado y agresivo que no se queda en los conjuntos aceptados por el meta y prueban combinaciones más arriesgadas, un juego que les ha ayudado a superar a equipos con estrategias más consistentes. Eso sin olvidar su entrenamiento previo en Katowice, un tiempo que han sabido aprovechar muy bien, y que ellos mismos agradecen:

Su jugador más conocido, Kevyn “TviQ” Lindström, ya demostró durante la beta su buen hacer en prácticamente cualquier perfil, consiguiendo tal nivel de eficacia con todos los héroes que es difícil que algo se le escape. Y en la final del Showdown lo demostró, haciendo malabares con Genji y Tracer. Destacó Dylan ‘aKm’ Bignet durante la final, asegurando la última victoria, y en segundo lugar Benjamin ‘uNKOE’ Chevasson, manteniendo un gran ritmo durante todos los encuentros.

EnVyUs cayó ante ellos en las semifinales, dejando un duelo final entre Rogue y REUNITED, ambos equipos europeos, que ya se han visto las caras múltiples veces. Una familiaridad que Rogue ha aprovechado para su propio beneficio.

Desde luego, han dejado claro que hay que tener mucho cuidado con ellos para el futuro, y el gran premio del Atlantic Showdown les vendrá muy bien para limar asperezas y mejorar su juego.

No hay comentarios

Dejar una respuesta