Compartir

La historia de Overwatch sigue su curso tras los sucesos de Numbani y después de la cuestionada llegada de Orisa, Doomfist quedó en un segundo plano que justo ahora abandona tres meses más tarde para acercarse definitivamente al videojuego, al menos de manera indirecta.

Aunque Blizzard bien podría guardarse un as en la manga y retrasar la presentación de Doomfist hasta la Blizzcon dentro de 4 meses (3-4 de noviembre), la información sobre Akande Ogundimu, más conocido como Doomfist, ha hecho saltar todas las alarmas entre los aficionados de la franquicia.

doomfist

Al parecer y tras muchas investigaciones (tres meses para sacar resultados no es un buen dato) la seguridad de Helix Security Internacional confirma que el ataque fue dirigido por la organización Talon con el objetivo de liberar a Akande Ogundimu, Doomfist.

La historia cuenta que “los acontecimientos empezaron a desarrollarse a primera hora de la mañana, cuando una aeronave no identificada se aproximó a la instalación. La seguridad del recinto informó inicialmente de que, según el escáner de radar, la nave no llevaba pasajeros a bordo. El vehículo atravesó sin contratiempos la zona de acción de los sistemas de defensa de la instalación, lo que ha llevado a algunos a pensar que Talon podría contar con topos dentro de Helix. La videovigilancia del interior del recinto mostró una silueta oscura que salía de la nave y descendía al recinto de la prisión. Este asaltante no identificado derrotó con facilidad a los agentes de seguridad de Helix, dejando en su camino más de una docena de muertos. Los informes médicos de las muertes indican lesiones y casos de degeneración celular similares a otros incidentes protagonizados por el mercenario conocido como Reaper, lo que no hace sino confirmar que la incursión fue obra de Talon”.

Con Reaper como protagonista y algún que otro héroe inmerso en Helix que está ayudando a Talon, la organización logró que Ogundimu pudiera escapar, aunque no descarta que se haya escapado alguien más de las instalaciones. De hecho Helix perdió el rastro de Ogundimu hasta su aparición en Numbani, donde destrozó a los robots de defensa OR15 antes de robar el guantelete de Doomfist.

Doomfist

Se informa al mismo tiempo de que Naciones Unidas ha asignado a Helix nuevos fondos para hacer frente a amenazas potenciales, lo que tiene dos vertientes claras, la aparición próxima de Doomfist tras estos nuevos acontecimientos (tres meses más tarde, sí) y posiblemente un nuevo evento o situación en la historia que tenga que ver con un refuerzo de Helix, ya sea con nuevos robots de defensa o con algún héroe o maniobra para retomar la normalidad.

Lo que queda claro es que, aunque se dan varias pistas de lo sucedido en las instalaciones y posteriormente en Numbani, no se conocen muchos detalles de Doomfist, pero sí se vuelve a plantar la semilla para poner al futuro héroe de Overwatch a la vista de todos. Sea en las próximas semanas o en la BlizzCon, Doomfist debe atrapar el hype con el que Sombra revolucionó a los amantes del juego en su día. Ahora solo queda esperar.

No hay comentarios

Dejar una respuesta