Compartir

¿Cómo de fácil es burlarse del sistema burocrático? Esa es la pregunta que se hizo un joven brasileño jugador de Overwatch que durante bastante tiempo ha recopilado la información y documentos necesarios para hacer realidad su proyecto, fundar la primera Iglesia Nacional de Hanzo en Brasil, llegando a cumplimentar todos los requisitos necesarios y gozando de sus múltiples derechos como la inmunidad tributaria.

hanzo-iglesia-igreja

Así lo recoge el portal Adrenaline, en la que su presidente y fundador explica de manera detallada y concisa como llegó a lograr tan extravagante empresa. “He puesto el sistema legislativo brasileño a prueba y he podido registrar oficialmente a la Iglesia Nacional de Hanzo. Así mismo, somos la primera iglesia de Overwatch reconocida en las oficinas […] Mi objetivo principal era verificar cuan difícil es registrar una institución religiosa, comprobando así la libertad religiosa en Brasil“.

“SU apariencia similar a la de JesuCristo hicieron de él el Salvador ideal”

Explica que para ello, y tras meses de trabajo, descubrió que solo es necesario una dirección física, cinco devotos seguidores (o amigos), la firma de un abogado y una nómina. Con ello basta para redactar las actas y presentarlas en notaría, sin que llegue a salir excesivamente caro y pudiendo recuperar el dinero invertido a corto-medio plazo. Unos seguidores que, por supuesto, también deben bautizarse en la religión de Hanzo: “El bautismo transcurre a través de una partida de Overwatch. Si el fiel no tiene dinero para comprar juego, el partido puede ser realizado a través del free-to-play Paladins, como apunta el inciso III del artículo 16“.

Este experimento que quizá ha ido demasiado lejos también tiene sus razones, tanto a la hora de la elección del título como del héroe. Según explica nuevamente su fundador: “Según el libro ‘American Gods’, de Neil Gaiman, los dioses son tan poderosos como el número de seguidores que creen en ellos. Teniendo esto en cuenta, elegí Overwatch para ser el núcleo de mi creencia […] El ninja asesino tiene cierto grado de inspiración en el ninja Hattori Hanzo que vivió hasta 1596 en Japón. Su gran carga emocional, inspiraciones reales y su apariencia similar a la de Jesucristo hicieron de Hanzo el Salvador ideal para mi iglesia experimental“.

No hay comentarios

Dejar una respuesta