Compartir

Lunatic-Hai se ha coronado campeón de la segunda edición de la APEX, competición de Overwatch en Corea del Sur organizada por OGN. Lo ha hecho ante RunAway en una final al mejor de siete que casi se le escapa de los dedos, con una impactante remontada de un 3-1 al resultado final; 3-4 para Lunatic-Hai.

LH llegaba como claro favorito al broche final de la APEX, con una plantilla estelar que acapara todos los focos, y la atención del público coreano aficionado a Overwatch. Tras una semifinal complicada ante Meta Athena y una final de infarto, Gong ‘Miro’ Jin Hyuk, Kim ‘EscA’ In-jae, Ryu ‘Ryujehong’ Je Hong, Kim ‘Zunba’ Joon Hyuk, Yang ‘tobi’ Jin Mo y Lee ‘Whoru’ Seung Joon ya pueden decir que son campeones de Corea del Sur.


Atropello inicial de RunAway para adelantarse 2-0

Los dos primeros mapas fueron un trago amargo para Lunatic-Hai, al que se le ponía la final un tanto cuesta arriba. Comenzó con un Oasis en el que LH peleó, pero no fue suficiente, algo justificable si tenemos en cuenta que este KOTH podía decantarse en favor de cualquiera. La combinación de PharMercy que puso en juego RunAway en la tercera ronda les dejó descolocados, y acabaron por ceder el primer mapa.

El segundo mapa en pasar por la pantallas de los jugadores fue Hollywood, tras una larga pausa por problemas técnicos. Aquí Kaiser estuvo imperial –valga la redundancia–, acompañado por el Genji de Haksal aterrorizando al equipo rival que acostumbramos a ver. Aunque fue un mapa que debió subir al contador de LH, acabó por ganarlo RunAway, con una última defensa impecable que fue clave para marcar el 2-0. 

Lunatic-Hai da un paso adelante, pero luego da otro atrás

Con el 2-0 en el marcador para RunAway, la emoción se empezaba a apoderar del equipo “underdog“, pero Lunatic-Hai no parecía dispuesto a caer sin pelear. Volskaya pasaba por nuestras pantallas, y aunque LH sufrió para capturar el segundo punto con el goteo incesante de rivales, su defensa fue crucial para llevarse el mapa. Miro y Whoru se echaron al equipo a la espalda en el ataque, y a partir de ahí, el equipo consiguió una defensa soberbia.

Con esa victoria en Volskaya, LH ponía el 2-1 en la final. Tocaba viajar a Estados Unidos para pasear por Ruta 66, mapa que es una de las especialidades de RunAway. El mapa estaba muy ajustado, pero aquí Kaiser y Bumper dieron un paso adelante con Reinhardt y Roadhog en la defensa final para ayudar a poner el 3-1 a favor de RunAway.

La remontada épica de Lunatic-Hai

Lunatic-Hai estaba contra las cuerdas, a un mapa de perder la final. Era el turno de Hanamura, el segundo 2CP de la final que devolvió a la vida al conjunto favorito del público. Su actuación en Hanamura fue, simplemente, impecable. EscA cambio a una Mei que le devolvió la confianza, con lo que los planetas empezaron a alinearse para completar la remontada, con un RunAway que se ahogaba. 3-2 en el marcador.

Seguía siendo punto de partido para RunAway, y los jugadores se marcharon a Dorado para disputar el sexto mapa del encuentro. Aquí RunAway pareció acusar el cansancio, mientras que Lunatic-Hai creció sin cesar para mostrarnos su mejor nivel. Tras el inicio de lujo, RunAway cedió el mapa y marcador terminaba en tablas.

Eichenwalde marcó la tragedia para RunAway, y la gloria para Lunatic-Hai. Aquí se decidió la final. Las decisiones de RunAway fueron a la desesperada, mientras LH mantenía la cabeza fría y la copa delante de sus ojos. El conjunto blanquiazul mostró su mejor cara con una sinergia entre los jugadores espectacular, y así, dio la vuelta al marcador y puso el 3-4 final.

Campeones de la APEX S2

Entre pitos y pausas, la final se acabó alargando hasta las cuatro horas, pero ver menos mapas en este encuentro tan esperado habría sido demasiado injusto. RunAway tuvo al alcance de la mano la hazaña de acabar campeón de la APEX, pero Lunatic-Hai tiró de clase, y acabó en el trono de mejor equipo de Overwatch en Corea del Sur.

La hazaña de Lunatic-Hai merece una pequeña mención a los nombres propios de la final. EscA resurgió de sus cenizas para cerrar la final aplacando las críticas a su rendimiento y Whoru se marcó un gran “carrito” durante toda la noche. La supervivencia de Tobi con Lúcio nos dejó con la boca abierta, y apostaría por que los sleep darts de Ryujehong con Ana perseguirán a RunAway en sueños. Miro se antoja el mejor Winston del mundo, de nuevo. Y por último, Zunba siempre fue el respaldo del equipo con sus tanques. Lo que decíamos, una plantilla de lujo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta