Compartir
Overwatch

Recientemente Blizzard sufrió un ataque DDOS a sus servidores de Overwatch, lo que afectó a los jugadores de todo el mundo. El efecto encadenado ha molestado numerosos usuarios, pero dónde mayor ruido ha causado es en Corea del Sur.

Las quejas han llegado al propio gobierno, un total de 3000 registradas y enviadas al Comité de Resolución de Disputas sobre Contenidos, que pertenece al Parlamento surcoreano. Y alguien les ha hecho caso.

Lee Dong Sup, miembro del Parlamento, aceptó las críticas como una vulneración de derechos de los consumidores de su país. “A pesar de ser un juego pagado, Overwatch sufre constantemente problemas de conexión conocidos como ‘discing’. El hecho de que Blizzard ni siquiera mencione el reembolso por la ruptura del servicio es una falta de respeto a los consumidores.

Habla de una supuesta discriminación en Corea del Sur, ya que sus servidores no funcionan igual de bien que en Europa o Estados Unidos y se ven afectados por el tick rate de su incapacidad para funcionar a los 60Hz, nuevos estándares de Blizzard. El político menciona que esto es una clara discriminación por no adaptar el juego a los servidores de la región.

La compañía se ha disculpado públicamente por estos problemas y ha asegurado que trabajará más en los servidores coreanos. Aparte, parece ser que las palabras del senador han resonado en los foros, y muchos jugadores se han dedicado a hacer ridículas reclamaciones por el lag o los breves tiempos de espera.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta