Compartir

Aunque al comienzo de la competición todo apuntaba a que el gran conjunto dominador de esta temporada inaugural de la Overwatch League fuesen los Seoul Dynasty, lo cierto es que de momento son los otros dos conjuntos coreanos quienes llevan la batuta. Tras conquistar London Spitfire el Stage 1, ahora ha sido el turno de New York Excelsior, proclamándose campeones del Stage 2.

Los ex de LW Blue fueron a su vez los líderes de la fase regular en ambos Stages, concediendo tan solo una derrota en cada uno de ellos, lo que les convierten en el gran rival a batir de la competición.

Sin embargo, en este Stage 2 un equipo ha osado plantar cara a la hegemonía coreana, y no es otro que el Philadelphia Fusion donde el español Neptuno es una de las piezas clave. Curiosamente, los tres coreanos consiguieron tumbar a los Fusion durante este segundo Stage, pero fueron las únicas tres veces que hincaron la rodilla, alcanzando las finales.

Allí esperaban los vigentes campeones, un London Spitfire que ansiaba volver a levantar una nueva Fase. Pero se toparon con los de Neptuno que, con unas victorias clave en Nepal y Hanamura, conseguían poner el encuentro a su favor en una serie muy disputada. Los Fusion llegaban a la final, y contra pronóstico ponían a Excelsior contra las cuerdas colocándose con 2-0 a favor. Pero el enorme trabajo de los coreanos les llevó a remontar un sensacional encuentro que se decidió siempre por la mínima.

Con este resultado, los de Neptuno se colocan en la cuarta posición en la clasificación general. Un fantástico puesto que, de mantener, les permitiría disputar las finales de la temporada. Aunque antes habrá que pasar por los restantes Stages, arrancando el tercero el próximo 5 de abril.

No hay comentarios

Dejar una respuesta